27 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Economía/Empresas.- Trabajadores de Tavex se concentran en Alginet y Navarrés en protesta por los recortes de empleo

VALENCIA/MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unos 600 trabajadores, según la estimación hecha por fuentes policiales, de las fábricas que la empresa textil Tavex Algodonera tiene en Alginet y Navarrés se concentran hoy en ambas localidades valencianas en contra del plan de recorte de puestos de trabajo anunciado por la compañía en el mes de noviembre que afectará a más de 300 empleados.

Según informó a Europa Press el responsable del sector textil de UGT, Alfredo Sanmartín, cerca de 1.400 trabajadores de los dos centros se reunieron a las 10.30 horas de hoy ante el Ayuntamiento de Alginet para marchar hacia las puertas de la fábrica reivindicando el mantenimiento de los puestos de trabajo.

"Pedimos que se mantenga la actividad en el centro y, en el caso de que se tenga que cerrar, esperamos que sea con unas condiciones dignas, no utilizando medidas traumáticas como las que propone Tavex", aseguró Sanmartín.

El responsable de UGT afirmó que en el marco de las movilizaciones, los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) habían cortado la autovía a Albacete. Además, avanzó que los empleados se concentrarán a partir de las 16.00 horas de hoy ante las puertas del Consistorio de Navarrés.

A partir de esa hora, cerca de 600 manifestantes, unos 170 de Alginet y el resto de Navarrés, unieron sus protestas en contra de las medidas adoptadas por la empresa algodonera, según informaron fuentes de la Policía Local de Navarrés.

En el mes de noviembre, Tavex Algodonera dio a conocer el cierre de la fábrica de Alginet y la reducción de la capacidad de la planta de Navarrés debido a la influencia de las importaciones asiáticas, a las que achacó una bajada de los precios y un menor volumen de ventas, además de una subida de los costes salariales y energéticos.

Mañana la dirección de la textil se reunirá por cuarta vez con los sindicatos CCOO, UGT y USO para analizar la reestructuración de la actividad en Alginet y en Navarrés. Por el momento, la compañía ha propuesto a los trabajadores una indemnización de 30 días por año trabajado y un máximo de 18 mensualidades, oferta que ha sido rechazada por los sindicatos al considerarla "poco seria".