18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    Economía/Finanzas.- Las cajas catalanas frenan la expansión de oficinas y refuerzan sus divisiones inmobiliarias

    BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Las cajas catalanas afrontan el 2009 con un frenazo en la apertura de sucursales, tras varios años de expansión, para poner el énfasis en el refuerzo de sus divisiones inmobiliarias, a las que se les está multiplicando el trabajo debido al aumento de embargos por impago de créditos, tanto de empresas del sector --promotoras y constructoras-- como de particulares.

    Las dos entidades principales, La Caixa y Caixa Catalunya, han renovado sus políticas de oficinas. La caja presidida por Isidre Fainé está estudiando cerrar sucursales que están muy cerca de otras de la misma entidad --fuentes sindicales hablan de unas 250 en dos años, la mayoría en Cataluña y Baleares--, aunque también prevé aperturas.

    Caixa Catalunya finalizó en otoño su último plan de expansión de sucursales y ahora busca "consolidar" la red, explicaron a Europa Press fuentes de la entidad, que ahora está reforzando su apuesta por la banca de empresas y privada.

    Por otro lado, ambas cajas de ahorros han incrementado recursos --de capital y de plantilla-- en sus dos sociedades inmobiliarias: Servihavitat y Procam, respectivamente, debido al aumento de la cartera que deben gestionar y en previsión de que siga aumentado.

    Caixa Girona ha cerrado cinco sucursales cuyo negocio podía ser atendido por otra oficina cercana, y Caixa Laietana dos. Caixa Tarragona no habló de cifras, aunque sí de que "siempre" estudia las "oportunidades de optimizar" la red, y Caixa Sabadell está a la espera de "cómo evoluciona el mercado" para decidir si realiza cambios en su red.

    El resto de cajas catalanas --Caixa Penedès, Caixa Terrassa, Caixa Manresa y Caixa Manlleu--, no tienen por el momento previsión de cierres, pero tampoco de crecimiento significativo. En el caso de Caixa Manresa, lo que sí mantiene es la intención de ubicar una sede en Barcelona capital.

    Por lo que respecta a la gestión inmobiliaria, Caixa Penedès, Caixa Terrassa, Caixa Sabadell, Caixa Tarragona, Caixa Manresa y Caixa Girona disponen de sociedades que gestionan inmuebles, y todas están incrementando su cartera por impagos.

    Un ejemplo es el de Caixa Terrassa, que compró inmuebles por valor de 150 millones de euros en 2008 para liquidar deudas inmobiliarias de promotores y particulares, y que prevé continuar haciéndolo en 2009. La entidad financiera catalana ofrece ahora estos inmuebles --nuevos o seminuevos-- tanto en compra como en alquiler.

    En el caso de Caixa Tarragona, creó el verano pasado una dirección especializada en el área inmobiliaria, y a las dos sociedades de gestión de patrimonio inmobiliario con que contaba le ha sumado otras dos este otoño, explicaron a Europa Press desde la entidad.

    Caixa Laietana mantiene hasta ahora la gestión inmobiliaria en un departamento interno, aunque también ha visto aumentar el volumen de trabajo.