24 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

Economía/Motor.-El Gobierno defiende en la UE avisadores de cinturón de seguridad y cambios en el marcador de velocidad

LUXEMBURGO, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, defendió en el Consejo de Transportes que se celebró hoy en Luxemburgo que se instalen en los vehículos avisadores del cinturón de seguridad y se introduzcan modificaciones en el marcador de velocidad que no inciten al conductor a aumentarla.

Álvarez planteó estos dos aspectos en la intervención que hizo en nombre del Ministerio del Interior en el debate sobre seguridad vial que celebró el Consejo de Transportes, que en sus conclusiones pidió más medidas para aumentar la seguridad en carretera. A pesar de que las cifras de muertos en accidente de tráfico han descendido en los últimos años, los ministros consideraron insuficiente la disminución.

La ministra española defendió que los coches se doten de dispositivos "luminosos y auditivos" que alerten al conductor de la obligación de ceñirse el cinturón de seguridad. Asimismo, planteó un "límite determinado" en los discos que marcan la velocidad en los vehículos.

Fuentes diplomáticas explicaron que esta propuesta plantea reducir el límite de 240 kilómetros por hora que fijan los marcadores de velocidad de los coches. El hecho de que esta cifra sea justo el doble del límite de velocidad en autopista, 120 kilómetros, induce al conductor a superar esta velocidad.

En términos generales, el Consejo constató que "el número de víctimas mortales en las carreteras europeas se redujo en un 17,5% entre 2001 y 2005", pero también que "el número de víctimas mortales entre los conductores de motocicletas, en relación al número total de víctimas mortales en carretera, se incrementó considerablemente entre 2001 y 2003". Indicaron asimismo que "los jóvenes de 18 a 25 años constituyen un grupo de alto riesgo".

No obstante, los ministros afirmaron en sus conclusiones que "aunque sea importante, esta reducción no es aún satisfactoria, puesto que no permitirá que la Comunidad alcance su objetivo de reducir a la mitad el número de víctimas de accidentes de tráfico de aquí a 2010".

En este sentido, apelaron a "reforzar las medidas e iniciativas en materia de seguridad vial", tanto a nivel comunitario como nacional, en distintos ámbitos: medidas para abordar los accidentes, en concreto por lo que respecta a la edad o la experiencia de los conductores, o una mayor atención a motoristas y otros usuarios "especialmente vulnerables", como peatones y ciclistas.

Otros aspectos son la mejora de las infraestructuras de la seguridad vial, como la señalización, continuar el debate sobre las medidas para personas que cometan infracciones en otro Estado miembro, nuevas iniciativas para la seguridad de los vehículos --como los testigos del cinturón de seguridad que mencionó Álvarez--, una campaña europea de sensibilización contra el consumo de alcohol y de concienciación de los usuarios sobre los posibles riesgos de la carretera.