21 de octubre de 2019
15 de abril de 2009

Economía/Motor.- Opel defiende su liquidez y se desmarca de una eventual suspensión de pagos de GM

FRANKFURT (ALEMANIA), 15 Abr. (Reuters/EP) -

El fabricante alemán de automóviles Opel, filial del grupo estadounidense General Motors, defendió hoy su posición de liquidez, al tiempo que se desmarcó de una eventual suspensión de pagos de su matriz, que podría ser "inminente" según la prensa norteamericana.

"Opel es líquida", afirmó un portavoz de la compañía, quien declinó confirmar una información publicada por el diario alemán 'Bild', según la cual la empresa tendría liquidez suficiente para afrontar al menos los próximos cuatro meses.

Según el citado diario, el éxito comercial del modelo Insignia (elegido como Coche del Año 2009), está ayudando a la empresa a mejorar su posición de liquidez, pese a que directivos de GM Europe admitieron en marzo que Opel podría quedarse sin recursos en el segundo trimestre del ejercicio.

Además, Opel se está viendo favorecida por el programa de incentivos implementado por el Gobierno alemán, que contempla una ayuda directa de 2.500 euros para la compra de coches y que ayudó a disparar la demanda más de un 40% en marzo.

El presidente del comité de empresa de GM Europe, Klaus Franz, indicó a 'Bild' que la liquidez de la empresa está asegurada. "Tenemos tiempo para construir Opel Europe", añadió Franz, que forma parte del consejo de supervisión de la compañía.

General Motors emplea a unos 55.000 trabajadores en el Viejo Continente. Opel necesita una inyección de liquidez de 3.300 millones de euros para evitar despidos y cierres de plantas.