25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Motor.- Porsche reduce un 9,7% su facturación en los cuatro primeros meses del año fiscal, hasta 2.150 millones

La firma cerrará durante ocho días su planta de Zuffenhausen por la caída de la demanda

STUTTGART (ALEMANIA), 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fabricante alemán de automóviles Porsche registró una facturación de 2.150 millones de euros durante los cuatro primeros meses de su año fiscal 2008-2009 (del 1 de agosto al 30 de noviembre), lo que representa una reducción del 9,7% frente a la cifra de negocio obtenida en el mismo periodo de 2007, informó hoy la empresa.

La compañía indicó que durante los cuatro primeros meses del año fiscal ha potenciado una alianza automovilística con el consorcio Volkswagen y recordó que aumentó su participación en la firma de Wolfsburg del 30,3% hasta el 42,6%. Además, resaltó que su intención es alcanzar el 75% de las acciones en 2009.

Las ventas de vehículos de la corporación que preside Wendelin Wiedeking se situaron en 25.016 unidades entre agosto y noviembre frente a las 30.778 unidades entregadas en el mismo periodo de 2007, lo que supone una reducción del 18,7%.

La firma explicó que esta disminución de sus matriculaciones está en línea con la caída global de las ventas de automóviles, que se ha producido como consecuencia de la reducción de la demanda y de la crisis económica.

El fabricante de automóviles deportivos produjo 30.780 unidades en los cuatro primeros meses de su año fiscal, lo que se traduce en un descenso del 13% si se compara con las unidades fabricadas en los mismos meses del año precedente.

No obstante, la multinacional resaltó que ha incrementado la producción de su modelo Cayenne en la planta de Leipzig. Dicha factoría fabricó 16.468 unidades de este modelo entre agosto y noviembre, un 6,7% más.

MENOS VENTAS.

Para el conjunto del año fiscal, la firma prevé registrar una cifra de ventas de automóviles en todo el mundo inferior a la lograda en el pasado ejercicio y señaló que se producirá una fuerte reducción de la demanda de coches en todo el mundo.

"La tendencia del futuro es difícil de calcular, particularmente en Estados Unidos, el mayor mercado para Porsche", añadió la compañía, al tiempo que señaló que ajustará su producción a la demanda, por lo que la planta de Zuffenhausen permanecerá cerrada durante 8 días hasta finales de enero de 2009.