16 de octubre de 2019
12 de marzo de 2009

Economía/Motor.- Seat vuelve a los 'números rojos' en 2008 con unas pérdidas operativas de 78 millones de euros

La firma española, que cambiará de presidente en septiembre, mantiene sus objetivos a largo plazo

WOLFSBURG (ALEMANIA), 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística española Seat, propiedad del consorcio alemán Volkswagen, registró unas pérdidas operativas de 78 millones de euros durante el pasado ejercicio, en comparación con los 8 millones de euros de resultado operativo obtenidos en 2007, según datos de la corporación de Wolfsburg a los que tuvo acceso Europa Press.

La compañía española, que anunció ayer la sustitución de su actual presidente Erich Schmitt por el ex máximo responsable de Mazda Europa, James Muir, con efectos desde el 1 de septiembre, vuelve a registrar pérdidas operativas después de que el año pasado lograra regresar a los 'números negros' un ejercicio antes de lo previsto. No obstante, la empresa mantiene "firmemente" sus objetivos estratégicos a largo plazo.

La facturación de la marca con sede en Martorell se situó en 5.196 millones de euros entre enero y diciembre del año pasado, lo que se traduce en una reducción del 11,9% frente a los datos de 2007, mientras que sus ventas mundiales alcanzaron 375.000 unidades en 2008, un 8,7% menos.

Volkswagen explicó que esta reducción del beneficio operativo, de la facturación y de las ventas de la empresa se ha producido por la "drástica" caída de las matriculaciones experimentada en el mercado español, a pesar de que Seat ha lanzado recientemente nuevos modelos como el Ibiza.

Asimismo, la planta que posee la firma en Martorell (Barcelona) redujo su producción durante el pasado ejercicio, con 381.000 unidades, lo que representa una disminución del 7,8%, mientras que el retorno operativo sobre las ventas de la empresa cayó hasta al -1,5% frente al 0,1% de 2007.

VOLKSWAGEN: AÑO RECORD.

Por su parte, el consorcio Volkswagen, matriz de Seat, confirmó hoy los resultados adelantados el pasado 2 de marzo correspondientes a 2008, ejercicio en el que registró un beneficio atribuido de 4.753 millones de euros, lo que supone un aumento del 15,4% respecto a 2007, aunque desde la empresa se espera una disminución de sus ganancias en 2009 por la crisis del mercado automovilístico.

El grupo Volkswagen, controlado por el fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche, facturó 113.808 millones de euros en 2008, un 4,5% más, mientras que su resultado operativo se elevó a 6.333 millones de euros (+3%) y el beneficio antes de impuestos superó el objetivo de los 6.000 millones con 6.608 millones de euros y un alza del 1%.

La empresa, compuesta por las firmas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Lamborghini, Bentley, Bugatti, Volkswagen Vehículos Comerciales y Scania, vendió en todo el mundo 6,27 millones de vehículos en 2008, un 1,2% más, en tanto que su producción aumentó un 2,1%, con 6,34 millones de unidades. La plantilla, por su parte, aumentó un 12,3% y se elevó a 369.928 trabajadores al cierre del ejercicio.

Para el presente ejercicio, la compañía que preside Martin Winterkorn seguirá trabajando en el desarrollo de modelos de bajo consumo y en la cobertura de nuevos segmentos del mercado, de manera que todas sus marcas, entre ellas Seat, lanzarán 60 nuevos productos en 2009, y la empresa cuenta con elevar su cuota de penetración en el mercado mundial.

No obstante, la compañía admitió que sus ventas bajarán este año y, como consecuencia, su facturación se reducirá. Los menores ingresos y el aumento de los costes de refinanciación de la deuda, entre otros factores, tendrán un impacto negativo en los beneficios, que serán inferiores a los de 2008, aunque la corporación mantiene sus objetivos estratégicos para 2018.