21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 10 de septiembre de 2008

    Economía- Las obras de las plantas solares de Florida Power en Badajoz comenzarán en 2009 si los informes son favorables

    Las plantas, que irán ubicadas en Navalvillar de Pela, crearán 100 puestos de trabajo, precisa el concejero Quintana

    MÉRIDA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, anunció hoy que las obras de las dos centrales termosolares que el "gigante" energético estadounidense Florida Power and Light (FPL) pretende instalar en la región se podrían iniciar en el primer trimestre de 2009 si los informes medioambientales son "favorables".

    En concreto, dijo, ambas plantas, cuyos proyectos ya están siendo sometidos a los procesos de información pública tanto en lo referente a su impacto ambiental como a su autorización administrativa, irán ubicadas en la localidad de Navalvillar de Pela (Badajoz) y producirán, cada una, un total de 50 megavatios de energía termosolar. Las obras de ambas instalaciones se ejecutarían en un plazo aproximado de dos años y supondrán una inversión total de 600 millones de euros, apostilló.

    Florida Power and Light es una de las "principales" eléctricas de Estados Unidos, cotiza en la bolsa de Nueva York, dispone de centrales nucleares en Florida (California) y desarrolla proyectos de energía termosolar en la costa oeste, a través de los que produce en orden de 300 megavatios.

    Navarro hizo estas declaraciones hoy al término de una reunión que mantuvo en el edificio de la consejería en Mérida con un grupo de representantes de FPL y de la empresa extremeña Casas de Hito, accionista minoritaria del proyecto, que aporta los terrenos para estas instalaciones.

    CIEN NUEVOS EMPLEOS

    El consejero explicó que cada una de estas plantas requerirá de una plantilla fija de aproximadamente 50 personas, aunque puntualizó que la creación de empleo "no es un requisito oficial", como es, por ejemplo, en el caso de los parques eólicos, cuyo impacto visual es "mayor" y, por tanto, la "compensación" para Extremadura "debe ser más fuerte".

    Según adelantó, ambas termosolares "no" son los únicos proyectos que la norteamericana FPL tiene previstos en esta región. A estas plantas habrá que sumar otras dos que, previsiblemente, se ubicarán en las inmediaciones de Navalvillar de Pela, dijo.

    Las plantas termosolares de FPL son sólo una parte de los proyectos de estas características que se han presentado ante la consejería, explicó. En total, comentó, hasta ahora se han presentado 61 iniciativas para la creación de estas centrales en la región, aunque avanzó que "si se instala una tercera parte de éstas, ya sería un éxito tremendo".

    Navarro hizo hincapié en la presencia en Extremadura de las "principales" industrias del sector energético del mundo y recalcó que inversiones como la de FPL implica que, "pese a que muchos sectores económicos tienen muchas dificultades", el energético "sigue activo".

    NUEVA REGULACIÓN ENERGÉTICA

    Por otro lado, en respuesta a periodistas interesados en conocer las consecuencias que la nueva regulación del Ministerio de Industria en materia energética podría tener sobre el proyecto de Suntech con para la instalación de la planta solar fotovoltaica "más grande de España" en Extremadura, el consejero adelantó que prevé que la limitación para la instalación de plantas generadoras de estas energías "sea mayor a los 300 megavatios que plantea el borrador del decreto".

    El "principal" problema que plantea la nueva regulación, a juicio del consejero, "no está" en el hecho de que las primas que se pagan al propietario de las plantas caiga un 39 por ciento, sino que recae en la "limitación" del número de megavatios que podrán producirse a un máximo de 300.

    "La prima que se le paga a un propietario de una planta fotovoltaica sale de la tarifa eléctrica, y el Ministerio de Industria tiene que mantener el equilibrio entre fomentar las energías renovables, sin incrementar demasiado la tarifa para las familias y para las empresas", dijo, y confirmó que el Gobierno nacional está "consultando" con las comunidades autónomas para determinar "cuál es el máximo de potencia que se puede instalar, con una subida razonable y socialmente soportable", concluyó.

    Al hilo de lo anterior, anunció que la Junta de Extremadura está "muy pendiente" de esta regulación que se aprobará "en las próximas semanas", y aseguró que la administración "ha hecho la petición ante el ministerio, para que se siga promocionando las instalaciones fotovoltaicas".