31 de marzo de 2020
17 de marzo de 2008

Economía/Pesca.- Espinosa niega que los barcos españoles se retiren de aguas marroquíes por no poder pescar con luces

BRUSELAS, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura en funciones, Elena Espinosa, rechazó hoy que los barcos españoles vayan a retirarse de los caladeros marroquíes si no se les permite pescar con luces por ley. "Los barcos están pescando", aseguró la ministra en la rueda de prensa que ofreció al término del Consejo de ministros de Agricultura, celebrado hoy en Bruselas.

"Hoy los barcos españoles tienen privilegios con respecto a los barcos de Marruecos" que pescan en los caladeros marroquíes al asegurar que "los barcos de Marruecos no pueden pescar nunca con luces y a España se le está permitiendo por un acuerdo ya de la Comisión Mixta", explicó la ministra al ser preguntada por las negociaciones que hoy se reanudaron acerca de los términos del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos para pescar en caladero marroquí, en el marco de la Comisión Mixta UE-Marruecos.

A pesar de reconocer que hasta esta noche no dispondrá de un balance de la reunión que hoy mantuvieron las partes, Espinosa consideró que las partes "seguirán arreglando las cosas" pero, insistió, con "prudencia" y "paciencia".

"He pedido siempre prudencia en este caso. Prudencia porque, para poder hacer lo que pide la flota, significa el cambio de una ley en Marruecos. Y como en cualquier país, sabemos que una ley lleva mucho tiempo sacarla", explicó en alusión a la exigencia de la flota española de poder pescar con luces.

Asimismo, recordó que "hay temas que todavía nosotros no estamos cumpliendo y Marruecos está siendo flexible" y citó el ejemplo de las descargas obligatorias que España tendría que hacer en puertos marroquíes y que, sin embargo, las autoridades marroquíes "están permitiendo que no se hagan allí y que se sigan haciendo en puertos españoles".

"Creo que tenemos que ser razonables porque tenemos un trato exquisito por parte de las autoridades marroquíes" y consideró oportuno respetar la normativa y leyes que tienen otros países "de la misma forma" en que España quiere que se respete su legislación.