17 de octubre de 2019
18 de febrero de 2009

Economía/Telecos.- Sebastián celebra que la Oficina del Usuario de Telecomunicaciones garantice la "transparencia"

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que el "éxito" de la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones ha dotado de "mayor transparencia y competencia" al mercado, además de resolver los conflictos entre operadoras y usuarios, que ven así "garantizados sus derechos" frente a los primeros.

En respuesta a una pregunta de la diputada socialista Elvira Cortajarena durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, Sebastián señaló que los datos del año pasado de este organismo, puesto en marcha en 2005, son consecuencia también de la obligación a las compañías de incluir en las facturas, su número de teléfono y su dirección 'web'.

La Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones recibió 24.679 reclamaciones el año pasado, lo que supone un aumento del 24% con respecto a 2007. El número de reclamaciones resueltas se elevó a 24.037, un 24,9% más que en 2007, el 85% de ellas en favor de los usuarios. Las consultas de los ciudadanos que contestó la oficina aumentaron un 62% con respecto al ejercicio anterior, hasta las 234.780.

ERKOREKA SE DA POR ALUDIDO

Tras aplaudir que se hayan sido capaz de poner en marcha los compromisos "pendientes" del la etapa de los Ejecutivo de José María Aznar, Cortajerena, diputada del Partido Socialista de Euskadi (PSE), aprovechó para incidir en que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "cumpla los sueños de los vascos, aunque le pese al señor (Josu) Erkoreka", en referencia al portavoz parlamentario del PNV.

En este punto, Erkoreka pidió la palabra para responder, si bien el presidente del Congreso, José Bono, se la negó al considerar que no se trataba de una alusión según el reglamento de la Cámara una alusión, sino una simple "mención sin contenido infamante". "Le pido un poco de sosiego, tiempo tenemos", remachó.