20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 3 de noviembre de 2008

    Economía.- Telefónica elevará al 96,7% su presencia en su filial chilena tras el respaldo de los accionistas a la OPA

    MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Telefónica elevará su participación en el capital de filial chilena del 44,9% al 96,75% una vez que la Oferta Pública de Adquisición (OPA) ha contado con la aceptación del 94,11% del total de acciones a las que se dirige la oferta y del 54,86% del capital social de la sociedad afectada, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    En concreto, la OPA ha sido aceptada por un total de 458,07 millones de acciones correspondientes a la Serie A y por 38,2 millones de la serie B.

    Según la multinacional española, la transacción representa una inversión total de aproximadamente 543.000 millones de pesos chilenos (640 millones de euros), de acuerdo con el tipo de cambio existente al cierre de la oferta, y se enmarca en la estrategia de la multinacional de controlar el 100% de las operaciones que gestiona.

    La oferta, lanzada el pasado 17 de septiembre, estaba condicionada a que la Junta General Extraordinaria de accionistas de CTC aprobara la modificación de sus Estatutos para eliminar el límite actual de participación máxima de un accionista, fijado en el 45%, así como a conseguir un grado mínimo de aceptación de la oferta que le permitiera obtener al menos un 75% del capital social de CTC.

    A principios de los años 90, el grupo español entró en el mercado chileno, que ha supuesto una de sus "asignaturas pendientes" durante los últimos años. Con la compra de CTC, Telefónica completa la llamada 'operación Verónica' que realizó con las operadoras fijas de América Latina en las que participaba en el año 2000. En ese momento, Chile fue una excepción porque existían restricciones legales a la compra de las participaciones minoritarias.

    La compra de CTC se enmarca en la estrategia de Telefónica de tener el control total de las operaciones que gestiona y está en línea con su política selectiva de operaciones corporativas. El grupo español estima que el mercado latinoamericano supondrá uno de los principales motores de crecimiento durante los próximos tres años.