18 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Economía/Transportes.- Gallardón pide a Fomento no ampliar Cuatro Vientos y su traslado a otro punto de Madrid

El alcalde respalda las críticas vecinas a la ampliación del aeródromo por las molestias que conllevaría

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, dijo hoy que el Ayuntamiento va a pedir próximamente a los Ministerios de Fomento y de Defensa que no se ejecute la ampliación del aeródromo de Cuatro Vientos. El primer edil madrileño apuesta por, en un futuro, cerrar el aeródromo y la construcción de unas nuevas instalaciones que, en su opinión, habrían de estar localizadas en otro punto de la Comunidad de Madrid próximo al término municipal de la capital.

Ruiz-Gallardón explicó que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento abordó hoy el futuro de Cuatro Vientos, señalando que los vecinos del entorno del actual aeródromo del suroeste tienen razón al denunciar que una ampliación de actividades sería incompatible con el uso residencial existente y futuro en esa zona.

Asimismo, el primer edil indicó que el Ayuntamiento está dispuesto a negociar con Fomento, como responsable de las actividades de Cuatro Vientos, y con Defensa, como propietario del terreno, para dar una solución de futuro a esta cuestión, que, para el regidor, pasa primero por no ampliar la operatividad de Cuatro Vientos y en un futuro por cerrar el aeródromo y por construir uno nuevo en otro punto de la Comunidad.

En rueda de prensa, comentó que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento "deliberó" hoy sobre este asunto, y matizó que el sector de la aviación comercial es muy importante para la economía local y que, al margen de Barajas, Madrid tiene un problema en esta materia porque la base de Getafe es militar, la de Torrejón de Ardoz es insuficiente para compaginar la actividad militar y civil, y Cuatro Vientos está rodeado de viviendas, como consecuencia del desarrollo urbanístico del entorno.

OPINIÓN DEL AYUNTAMIENTO

Respecto a quienes piensan que la solución de Cuatro Vientos pasa por reformar las actuales instalaciones, para dar servicio a nuevas demandas de aviación comercial, Ruiz-Gallardón precisó que el Ayuntamiento es contrario a ese planteamiento y que próximamente se dirigirá a los Ministerios de Fomento, como gestor del aeródromo, y a Defensa, como titular del suelo, para que se inicien los estudios oportunos con el fin de evitar una ampliación del recinto y su futura sustitución por otro aeródromo.

En este sentido, comentó que Cuatro Vientos se ha quedado obsoleto para absorber la demanda comercial aérea de Madrid y que una ampliación entraría en conflicto con las viviendas actuales y con las reservas de suelo que existen en la zona, y agregó que la Operación Campamento llevará más viviendas al entorno y que el Ayuntamiento de Alcorcón también proyecto una actuación urbanística en su municipio que podría resultar afectada por la ampliación del aeródromo madrileño.

En cuanto a la negociación futura con la Administración central, explicó que el modelo a seguir podría ser el mismo que el aplicado en la Operación Campamento, y señaló que el Ayuntamiento podría aprobar que el nuevo suelo, como consecuencia de la desaparición del aeropuerto, acogiera zonas verdes, dotacionales y viviendas, y que el Gobierno contara con un porcentaje de casas de precio libre para financiar la construcción del nuevo aeródromo.

Asimismo, comentó que la ubicación del nuevo recinto aéreo corresponde elegirla al Gobierno central, y recordó que el Gobierno regional, durante su etapa, hizo una reserva de suelo en Campo Real como alternativa a Barajas. No obstante, indicó que esa cuestión se podría incluir en la negociación con la Administración General del Estado, al tiempo que abogó porque el aeródromo que sustituyera en el tiempo a Cuatro Vientos esté cerca de Madrid, en terrenos de la Comunidad de Madrid. Además, subrayó que Cuatro Vientos no debe cerrarse mientras no esté construido el nuevo, lo que, según los técnicos, podría conllevar entre cinco y diez años.

MADRID NO TIENE SUELO DISPONIBLE

Por otro lado, el regidor explicó que la ciudad de Madrid no tiene suelo disponible para acoger un aeródromo alternativo, porque prácticamente ya tiene comprometida toda su superficie por los desarrollos urbanísticos. También comentó que si el Gobierno tiene abierto Cuatro Vientos es porque éste cumple con los requisitos exigidos en materia de seguridad, aunque matizó que, para el Gobierno local, este recinto no debe ampliarse más y que ésta no es una cuestión urgente para la ciudad.

Finalmente, Ruiz-Gallardón destacó que no tiene constancia oficial de que la Administración General del Estado disponga ya de estudios en firme sobre un hipotético traslado de Cuatro Vientos; propuso una negociación "responsable y solidaria" sobre el futuro del mismo; y resaltó que la propuesta municipal está basada en un ejercicio de responsabilidad y que la decisión del traslado compete, en todo caso, al Ejecutivo central.