7 de junio de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Turismo.-Mesquida, preocupado por la aportación negativa al PIB del sector, dice que es pronto para balances

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, mostró hoy su preocupación ante los datos de Exceltur que indican una aportación negativa del 0,9% del sector turístico al Producto Interior Bruto (PIB), que podría ampliarse al 2,9% en 2009, aunque insistió en que es prematuro hacer balance de la evolución de un sector que está resistiendo "mejor" que otros la crisis.

En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, Mesquida indicó que la tasa de paro del sector turístico se sitúa en torno al 8%, frente a la tasa general del 11,9%, y destacó que los trabajadores que emplea el sector son un 13,5%, mientras que hace un año alcanzaban el 12,1%.

Para Mesquida estos datos reflejan que el turismo resiste mejor que otros sectores como el de la automoción (con casi unas pérdidas del 50% de sus ventas) o que el de la construcción, donde los visados de obra pública han disminuido del orden del 48%, sectores que "son objeto de mucha más preocupación".

Así, recordó que en lo que va de año más de 52 millones de turistas han visitado España, un 1,4% menos que en 2007, comparado con el "mejor año turístico de la historia".

"La economía española hace escasamente unos meses estaba creciendo al 3,8% y teníamos la tasa de paro más baja de los últimos 30 años, pero como en las principales economías europeas, se ha deteriorado la situación", explicó.

No obstante, el secretario de Estado reconoció que si la situación se deteriora todavía más y el paro aumenta afectará directamente al turismo, ya que "la persona que pierde empleo no están pensando en salir de vacaciones".

Por contra, aseguró que si se le pone freno no se renunciará tan fácilmente a salir, aunque recalcó que habrá que esperar a que finalice el año pues realizar previsiones ante una situación de incertidumbre económica es "muy difícil". "Trabajamos todo el año como para encima renunciar a unas merecidas vacaciones", apuntó.

RETOS DEL SECTOR

En cuanto a los problemas a los que se enfrenta el sector, a preguntas de los ciudadanos, Mesquida apuntó que el sector necesita abordar cuestiones como la mejora de la calidad, a la que contribuirá el recientemente aprobado Plan Renove para modernizar las infraestructuras turísticas, y los proyectos de recualifación de los destinos maduros como los ya anunciados en Playa de Palma (Baleares) y San Bartolomé de Tirajana (Canarias).

Además, recordó el proyecto en el que trabaja la Secretaría de Estado junto a la Junta de Andalucía para desarrollar en diez ayuntamientos de la Costa del Sol un plan de recualificación integral de un destino "tan importante" para el turismo español.

Mesquida indicó que "se están doblando los esfuerzos para resolver el problema estructural y de estacionalidad" que tiene el turismo español con programas como el Turismo Senior, con el que se pretende atraer a jubilados europeos visiten España en temporada baja, con estancias subvencionadas parcialmente.

"El 68% de los turistas que nos visitan lo hacen buscando 'sol y playa', lo que determina también que el disfrute de las vacaciones se produzca también durante las mismas épocas, pero hay que luchar contra la estacionalidad, ya que además de este tipo de turismo España puede ofrecer buena oferta en turismo cultural, turismo natural, de ciudad, de compras, de salud, termal hay muchos segmentos de alta calidad", concluyó.