19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 8 de junio de 2018

    Las falsificaciones suponen un impacto de 933 millones para el sector de la perfumería y cosmética

    MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Las falsificaciones suponen un impacto de 933 millones de euros para el sector de la perfumería y cosmética, lo que supone perder el 16,21% de sus ventas anuales, según los datos publicados por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), analizados por Stanpa.

    En concreto, este porcentaje dobla la media europea, que es del 8,9%, y sitúa a España como uno de los que sufre mayor impacto económico por las falsificaciones en perfumes y cosméticos.

    Según los datos de EUIPO, cada español gasta en productos falsificados unos 133 euros, de los cuales, 20 euros corresponderían a productos falsificados de perfumería y cosmética, lo que equivale a que cada español compre unos 2 ó 3 productos de perfumería falsificados al año.

    En Europa, las ventas de perfumes, cosméticos y productos de higiene personal falsificados suponen, además, miles de puestos de trabajo perdidos. En concreto, se calcula que se pierden más de 430.000 empleos en toda Europa por las falsificaciones y un total de casi 60.000 millones de ventas anuales, de las cuales 5.828 millones corresponderían a productos del sector cosmético.

    Stanpa y el sector de la cosmética y la perfumería ha recordado que lleva años luchando contra un problema tan complejo como el de las falsificaciones, estableciendo redes de colaboración público-privada y colaborando activamente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, policías autonómicas y locales a las que Stanpa imparte formación sobre falsificaciones en cosmética y perfumería.

    Por otro lado, la patronal ha señalado que el impacto de las falsificaciones no sólo es económico, sino que puede suponer riesgos para la salud, ya que mediante la técnica de Cromatografía de Gases/Espectrometría de Masas (CG/EM) se han podido identificar los componentes de productos falsificados y compararlos con perfumes originales.

    El primer hecho que destaca el análisis es que frente a los más de 80 componentes que tiene un perfume original, algunas falsificaciones no suelen tener más de 20 ó 25 y en muchos casos diferentes del original.

    En alguna de las muestras analizadas se han encontrado compuestos prohibidos como el etilenglicol y las falsificaciones carecen de protección UV (UltraVioleta) lo que puede dar lugar a fotodegradación y generar sustancias de riesgo para la salud que produzcan dermatitis, reacciones alérgicas, manchas en la piel, etc.

    "El sector quiere advertir a los consumidores de los riesgos para la salud de las fragancias, cosméticos y productos de higiene personal falsos", ha advertido el asesor jurídico de Stanpa, Fernando Magariños, que ha recordado que las marcas "garantizan el origen del producto y que los ingredientes, la composición, el envase y el proceso de fabricación cumplen con todos los requisitos que establece la legislación europea, una de las más avanzadas y exhaustivas".

    Para leer más