26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 2 de marzo de 2010

    General Motors aportará 1.900 millones para el plan de reestructuración de Opel

    General Motors aportará 1.900 millones para el plan de reestructuración de Opel
    REUTERS

    GINEBRA (SUIZA), 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El grupo General Motors aportará 1.900 millones de euros para sufragar el plan de reestructuración de su filial europea Opel/Vauxhall, que contempla la supresión de 8.300 empleos, 900 de ellos en la planta aragonesa de Figueruelas, anunció este martes el presidente y consejero delegado de Opel, Nick Reilly.

    Reilly, que realizó este anuncio en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, precisó que la aportación de General Motors consistirá tanto en inyecciones de liquidez como en préstamos. De esta forma, la multinacional, que inicialmente preveía aportar 600 millones de euros para la reestructuración, correrá con la mayor parte del coste del plan, que asciende a un total de 3.300 millones de euros.

    De los 3.300 millones a que asciende el coste del plan, General Motors asumirá 1.900 millones. A los 1.400 millones restantes que Opel pedirá a los Gobiernos europeos se suman otros 415 millones adicionales para prevenir el impacto negativo de un desarrollo adverso del mercado.

    De esta forma, Opel reducirá de 2.700 a menos de 2.000 millones de euros el importe de las garantías de financiación que pedirá a los gobiernos de los países europeos implicados en el proceso de reestructuración.

    GM ASUME MAS DEL 50% DEL COSTE.

    General Motors destacó que su aportación para la reestructuración de Opel, que representa más del 50% del coste total, supone "un voto de confianza hacia la fortaleza a largo plazo" de su filial europea. La medida permite eludir cualquier riesgo de falta de liquidez durante el proceso de reestructuración a lo largo de este ejercicio.

    Así el presidente de la multinacional estadounidense, Ed Whitacre, indicó que para el grupo es "de vital importancia" demostrar el compromiso con las operaciones europeas. "Más allá de los aspectos puramente financieros, lo vemos como un gran paso hacia la inyección de confianza renovada a los clientes, empleados, socios, representantes de los trabajadores, concesionarios y gobiernos europeos", agregó.

    El presidente de Opel destacó que la petición de fondos adicionales ya ha sido aprobada por la dirección de General Motors, y la medida ha sido puesta en conocimiento de la Comisión Europea y de los gobiernos de países y regiones implicados en el proceso.

    "Valoramos enormemente el creciente apoyo de General Motors, máxime si se tiene en cuenta su alta necesidad de liquidez, así como la reestructuración de las operaciones norteamericanas y la debilidad sostenida del mercado estadounidense", agregó Reilly.