28 de mayo de 2020
30 de marzo de 2020

Las grandes constructoras e inmobiliarias paralizan sus obras en España

Pendientes de que el Gobierno desarrolle el Decreto para determinar qué trabajos pueden seguir y el procedimiento para suspender el resto

Las grandes constructoras e inmobiliarias paralizan sus obras en España
Recurso viviendas en construcción. Obras de edificios. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La grandes constructoras y promotoras inmobiliarias del país han procedido este lunes a paralizar o a iniciar la paralización de las obras tanto de infraestructuras como de edificación y de viviendas que, respectivamente, tenían en marcha en el país, en virtud del Decreto de paralización de actividades económicas no esenciales aprobado por el Gobierno.

Las grandes firmas de los dos sectores han parado su actividad, si bien están a la espera de que el Ejecutivo concrete los términos y las condiciones en que esta suspensión se debe producir y si existe algún trabajo de construcción que, por su eventual condición de esencial, deba continuar, según detallaron a Europa Press en fuentes del sector.

Por el momento, las cinco grandes constructoras cotizadas (ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr) han parado o iniciado los trámites para interrumpir sus trabajos de construcción en España en cumplimiento de lo decretado por el Ejecutivo.

No obstante, se da la circunstancia de que, dada la estrategia de internacionalización que todas ellas emprendieron hace años, la actividad en el mercado doméstico constituye un reducido porcentaje de su negocio constructor total.

En el caso de ACS, la compañía que preside Florentino Pérez apenas tiene en España el 3% de su negocio constructor, centrado fundamentalmente en Norteamérica y Australia. De este volumen, la paralización afectaría a entre un 1,5% y un 2% de los trabajos, según dichas fuentes.

Además, todas estas compañías mantendrán la actividad con que cuentan en otros sectores, como es la de todo tipos de servicios, muchos de ellos considerados como esenciales, como son las tareas de limpieza de hospitales u otros edificios públicos, recogidas de basuras, o construcción, gestión y mantenimiento de instalaciones de agua o de energías renovables.

Así, OHL cuenta con unos 10.000 trabajadores en labores de limpieza, mantenimiento y servicios sociales, lo mismo que ACS, que tiene una filial, Clece, dedicada a estas actividades. De su lado, Ferrovial cuenta con servicios de conducción de ambulancias, FCC y Acciona tienen destacada actividad en el ámbito del agua y esta última empresa, también en las energías limpias.

20.000 VIVIENDAS EN EL AIRE.

En el caso de las grandes promotoras inmobiliarias, (Metrovacesa, Neinor, Aedas Homes y Vía Célere) han procedido asimismo a paralizar las alrededor del 20.000 viviendas que actualmente tenían en construcción en distintas promociones repartidas por todo el país.

En el caso de Aedas Homes, que este lunes precisamente celebró su junta de accionistas de forma telemática, indicó que la firma "obviamente" acata la decisión del Gobierno de parar las construcciones y, por tanto, suspenderá la actividad de todas sus obras durante las dos próximas semanas.

"Nuestra prioridad ahora es parar en seco todas las obras, más de setenta promociones, y asegurarnos de que lo hacemos con total seguridad", añadió la empresa, que considera que aún es "muy pronto" para valorar el impacto que este parón tendrá en eventuales retrasos.

No obstante, el consejero delegado de Aedas Homes, David Martínez, indicó que la compañía "sigue funcionando". "Seguimos trabajando con normalidad en todos los departamentos, tomando todas las medidas de seguridad y salud necesarias, y con la totalidad de los 200 empleados teletrabajando".

De su lado, Metrovacesa confirmó la paralización de sus 44 promociones en construcción, equivalentes a 3.409 viviendas, lo mismo que Neinor Homes en la realización de sus 5.000 pisos actualmente en ejecución.

Se da la circunstancia de que estas compañías han convenido en facilitar a los clientes a los que han prevendido uno de sus pisos en construcción el aplazamiento de los pagos a cuenta correspondientes a dos meses.

PARÓN CASI TOTAL Y PERDIDAS.

La paralización de actividades no esenciales decretada por el Gobierno en la lucha contra el coronavirus afectará al 89% del total de las obras de todo tipo de edificaciones (viviendas y edificios públicos y privados) en marcha, según una estimación del Consejo General de la Arquitectura Técnica, que estima que "sólo" el 11% de este tipo de trabajos puede considerarse como urgentes o esenciales.

Según esta institución, alrededor del 34% de este tipo de edificaciones habían ya parado en las últimas semanas. Respecto a las que ahora se suspenderán, Navarra, Cantabria y el País Vasco son las comunidades que mayor número de estos trabajos concentran.

De acuerdo con Seopan, la patronal de grandes constructoras, la paralización total de la actividad de construcción restaría "cerca de un punto porcentual del PIB" anual en tan sólo un mes y afectaría a un colectivo de 1,27 millones de trabajadores.

Según cálculos de esta asociación empresarial, la obra pública representa el 12% del negocio total, genera mensualmente unos 1.233 millones de euros y emplea a unos 152.000 trabajadores directos, mientras que el 78% restante corresponde a las obras privadas, que suponen otros 9.104 millones de euros y 1,11 millones de empleos mensuales.