29 de noviembre de 2020
20 de junio de 2018

Iberdrola despeja el futuro del proyecto de Saint-Brieuc tras acordar con Francia revisar su retribución

Iberdrola despeja el futuro del proyecto de Saint-Brieuc tras acordar con Francia revisar su retribución
IBERDROLA - ARCHIVO

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha despejado el futuro del desarrollo del proyecto de su parque eólico marino de Saint-Brieuc (Francia), tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno francés para el recorte en la retribución que se había pactado cuando fue adjudicado en 2012.

El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, anunció este miércoles el acuerdo con los desarrolladores de estos proyectos, entre los que se encuentra el parque eólico marino de Saint-Brieuc de Iberdrola, para seguir adelante con ellos, aunque con un recorte en su retribución.

Los seis parques que se verán afectados por esta revisión, que fueron licitados entre 2012 y 2014, son, además de Saint-Brieuc, los de Fécamp, Courseulles y Saint-Nazaire, adjudicados a EDF; así como los de Tréport y Noirmoutier, de Engie.

"Los proyectos se confirman, su subvención pública se reduce en un 40% y se mantienen los compromisos industriales", señaló Macron en su cuenta de Twitter.

En concreto, el Estado garantizó cuando los proyectos fueron adjudicados la compra de electricidad por más de 20 años a un precio de unos 200 euros por megavatio hora (MWh), mientras que esta revisión del acuerdo supondrá un ajuste tarifario de en torno al 30%, dejando esa retribución en unos 150 euros por MWh.

Fuentes de Iberdrola indicaron a Europa Press que esta revisión en la retribución del parque eólico marino va en paralelo con la bajada en los costes de construcción que se han registrado también en estos últimos años, debido a la maduración tecnológica, por lo que los parámetros financieros del proyecto se mantienen.

De esta manera, este acuerdo con el Gobierno francés despeja cualquier duda respecto a la continuidad de los proyectos. A principios de este año, el Estado galo abrió ya el debate para renegociar los términos de la licitación de estos seis parques 'offshore', en vista de que los precios que se habían acordado se habían quedado desfasados tras la caída en los costes registrada por la eólica debido a las mejoras tecnológicas.

El parque eólico de Saint Brieuc fue adjudicado en 2012 al consorcio Ailes Marines, participado por Iberdrola con Res y Caisse des Dépots, y su entrada en operación se prevé para 2022.

Este proyecto, ubicado frente a la costa de la Bretaña francesa, a 20 kilómetros mar adentro, tendrá una potencia de 496 MW.

APUESTA POR LA EÓLICA.

La eólica marina es una de las apuestas claves de la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán para el futuro, con el desarrollo de su actividad en este negocio ya en países, además de Francia, como Reino Unido, Alemania o Estados Unidos.

La compañía marcó un hito en 2014 al convertirse en la primera empresa española en proyectar y poner en marcha un parque eólico, el de West of Duddon Sands (WoDS), en la costa Noroeste de Inglaterra, con una inversión de 1.600 millones de libras (unos 1.825 millones de euros) y una potencia de 389 MW.

Posteriormente, abordó el parque alemán de Wikinger, en aguas del mar Báltico, que supuso una inversión de cerca de 1.400 millones de euros y dispone de una potencia de 350 MW.

También en Alemania, Iberdrola se adjudicó el pasado 27 de abril la construcción de dos parques eólicos marinos en aguas alemanas del mar Báltico, que sumarán una capacidad total de 486 MW, en la segunda subasta pública organizada por la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur). Se trata de los proyectos Baltic Eagle (476 MW) y Wikinger Süd (10 MW).

EL PARQUE MARINO MÁS GRANDE DEL MUNDO.

Además, el grupo se encuentra inmerso en las adjudicaciones para poner en marcha East Anglia One, en Reino Unido. Con 714 MW de potencia, se trata del mayor proyecto español de la historia en el sector de las renovables y el parque marino más grande del mundo -ocupará 300 kilómetros-, cuando entre en funcionamiento, en 2020, tras una inversión de 2.500 millones de libras (unos 2.852 millones de euros).

Asimismo, ya ha solicitado al Gobierno británico ampliar esta instalación hasta los 2.000 MW. Para ello, ha presentado a las autoridades del Reino Unido una propuesta para construir el parque East Anglia Three, que dispondría de 1.200 MW de potencia.

En Estados Unidos, a través su sociedad participada Vineyard Wind, también se adjudicó el pasado mes de mayo el desarrollo de un 'macroproyecto' eólico marino en aguas de Massachusetts de 800 MW.

Asimismo, el grupo se hizo también el pasado año en Estados Unidos los derechos para desarrollar y construir un parque eólico marino en la zona conocida como Kitty Hawk, en aguas de Carolina del Norte y con un potencial de hasta 1.486 MW.

Para leer más