22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 24 de marzo de 2017

    Indra muestra en Madrid AirSim Meeting cómo se desarrollan los simuladores más avanzados

    Jóvenes ingenieros de la compañía relatarán en la feria, de la que Indra es patrocinador, el día a día del área de Simulación

    Indra muestra en Madrid AirSim Meeting cómo se desarrollan los simuladores más avanzados
    INDRA

    MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Indra es uno de los principales patrocinadores de Madrid AirSim Meeting, un evento que acerca este sábado en Madrid al gran público y a los aficionados la aeronáutica, la aviación y la simulación aérea, y en el que jóvenes ingenieros de la compañía contarán cómo desarrollan los simuladores más avanzados.

    La Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) de la Universidad Politécnica de Madrid acoge el 25 de marzo el mayor evento de simulación aérea que se celebra en España, una jornada en la que tendrán lugar una treintena de actividades lúdicas y didácticas gratuitas, exposiciones, talleres y conferencias con el cielo como protagonista y que buscan la divulgación de la cultura aeronáutica.

    Además de patrocinar el evento, Indra participa con un stand y con la conferencia 'Entrenando pilotos desde los 80: perspectiva de los jóvenes ingenieros', en la que dos jóvenes profesionales de la compañía, Manuel Caño y Jon Torres, explicarán la evolución de los sistemas de entrenamiento basados en simulación y los secretos que han hecho que los simuladores de aeronaves de Indra gocen de un amplio reconocimiento a nivel mundial.

    Indra ha entregado más de 200 simuladores a 51 clientes de 23 países diferentes, entre los que se encuentran empresas aeronáuticas de referencia como Boeing, Airbus, Eurocopter o AgustaWestland. Además, ha participado en los proyectos de vanguardia más ambiciosos, como el desarrollo de los simuladores del Eurofighter, del avión de transporte militar A400M o, en su momento, de los simuladores del Harrier AV-8BII para la US Navy y las marinas de Italia y España.

    En su charla, Manuel Caño y Jon Torres relatarán cómo es el día a día de su trabajo en el área de Simulación de Indra y cómo se llega a certificar un simulador como Full Flight Simulator (FFS) Nivel D, la máxima categoría posible para un simulador civil. Además, contarán a los visitantes las oportunidades profesionales que la compañía puede ofrecer a los ingenieros apasionados por la aeronáutica y no sólo en el ámbito de la simulación.

    En concreto, otras de las áreas de la compañía en las que encaja el perfil de estos profesionales son Gestión de Tráfico Aéreo (ATM), donde Indra ya mostró su liderazgo en el ATM World Congress celebrado recientemente en Madrid; Sistemas Logísticos; o el área de UAVs, sector pujante en el que también se sitúa a la vanguardia co-liderando con Inaer el proyecto Civil UAVs Initiative de la Xunta de Galicia.

    Indra ha lanzado recientemente el programa 'Smart Start' para incorporar en toda España durante 2017 a 1.500 jóvenes universitarios recién titulados o que estén finalizando sus estudios, especialmente en el ámbito científico-tecnológico. Con este fin, Indra estará presente en la feria Aeroempleo, organizada igualmente por la ETSIAE-UPM los próximos 3 y 4 de abril.

    UNA OPORTUNIDAD PROFESIONAL ÚNICA

    Jon Torres, ingeniero aeroespacial de 24 años con Grado y Máster por la ETSIAE de la UPM, anima a los jóvenes ingenieros a hacer su carrera en Indra. Torres comenzó como becario en la compañía en 2015 y un año más tarde pasó a plantilla como ingeniero de desarrollo en el área de Simulación Civil para aviones, donde forma parte del equipo encargado de reproducir fielmente en el simulador el comportamiento y los controles de vuelo del avión real, así como de garantizar que los simuladores cumplan con toda la normativa existente y de certificarlos en países como China o Indonesia.

    "Destacaría el rápido aprendizaje que te permite Indra, porque desde el primer momento tienes la oportunidad de 'meter la mano' en los proyectos, de ver que tu trabajo tiene un efecto en el resultado final", explica Torres, quien añade que eso es posible porque se trabaja "al lado de los mayores expertos de la compañía, de forma que puedes completar de una forma práctica el aprendizaje de la universidad".

    Asimismo, asegura que trabajar en simulación permite "conocer y aplicar los conocimientos adquiridos a un avión completo y no sólo a un área, pieza o sistema específico del mismo, como muchas veces ocurre en las compañías aeronáuticas".

    "Yo además me siento un privilegiado por tener la oportunidad de pilotar el simulador, que es lo más cercano a pilotar un avión real y una experiencia que difícilmente puede encontrarse en otras áreas", agrega Torres, quien destaca además el buen ambiente de trabajo que encontró en el Centro de Simulación de Indra en San Fernando de Henares.

    SIMULADORES EN TODO EL MUNDO

    Por otro lado, la compañía incide en que lo que le ha permitido competir globalmente y llevar sus simuladores a países como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, China, Japón o Malasia ha sido su "apuesta por la innovación y el desarrollo de soluciones propias".

    Entre las innovaciones que ha incorporado al sector de la simulación aeronáutica en los últimos años se encuentran un sistema visual basado en proyectores LED que reduce el consumo de energía y el coste de mantenimiento, las bases de datos de aeropuertos de todo el mundo para asegurar el mayor realismo en el entrenamiento o la simulación del entorno de comunicaciones entre el piloto y los centros de control y torre.

    Gracias a los simuladores, los pilotos pueden entrenar en distintas situaciones imposibles de reproducir en una aeronave real, como, por ejemplo, condiciones meteorológicas adversas o de baja visibilidad, fallos en diferentes sistemas, aterrizajes de emergencia, etc. Asimismo, permiten reproducir la operación específica en cualquier aeropuerto del mundo.

    Indra subraya que todo ello redunda en una mejora de la calidad del entrenamiento y de los niveles de seguridad, al mismo tiempo que baja el coste de la preparación de los pilotos, ya que se reduce la utilización de los aviones o helicópteros reales.

    Para leer más