2 de diciembre de 2020
4 de enero de 2012

Kodak podría dejar de cotizar en Bolsa al caer sus acciones por debajo de un dólar

Kodak podría dejar de cotizar en Bolsa al caer sus acciones por debajo de un dólar
REUTERS/JOSHUA LOTT

ROCHESTER (ESTADOS UNIDOS), 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las acciones de la compañía estadounidense de productos y servicios fotográficos Eastman Kodak podrían dejar de cotizar dentro de seis meses en la Bolsa de Nueva York si sus títulos se mantienen entonces por debajo de un dólar, valor en el que han cotizado de media en el último mes.

La empresa informa en un comunicado que ha recibido una notificación de la Bolsa de Nueva York (NYSE) en la que le avisa de que no cumple la normativa relativa al precio mínimo de cotización, porque el precio medio de cierre ha sido inferior a un dólar durante 30 días consecutivos de cotización.

Según las normas del parqué estadounidense, la compañía cuenta con seis meses desde que recibe la notificación para volver a cumplir el requisito de precio mínimo por acción de un dólar.

La compañía puede lograrlo si en cualquier momento durante estos seis meses la acción tiene un precio de cierre de al menos un dólar en el último día de cotización de cada mes de este periodo o si alcanza un precio medio de cierre de al menos un dólar durante 30 días de cotización al concluir cada mes o los seis meses.

Las acciones de la compañía estadounidense perdieron la barrera del dólar a principios del pasado mes de diciembre y este miércoles han vuelto a iniciar la sesión a la baja, ya que cotizaban en torno a los 0,63 dólares. Las acciones de Kodak han caído casi un 90% en el último año.

El pasado mes de octubre algunos medios de comunicación especularon con la posibilidad de que la empresa se declarara en suspensión de pagos, algo que Kodak Eastman se vio obligada a desmentir para frenar el desplome de sus títulos en bolsa.

Kodak registró pérdidas por importe neto de 647 millones de dólares (494 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, lo que representa multiplicar por siete los 'números rojos' del mismo periodo de 2010.