27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 11 de julio de 2016

    Marco Gobetti asumirá la dirección de Burberry en 2017

    LONDRES, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Burberry ha contratado como próximo consejero delegado a Marco Gobbetti, actual presidente y director de la firma francesa de moda de alta costura Céline, propiedad del grupo LVMH, cargo en el que sustituirá desde su incorporación en una fecha aún por determinar de 2017 a Christopher Bailey, quien pasará a ser presidente y director creativo de la cadena textil británica, informó la multinacional.

    "Se unirá al consejo tras su incorporación en una fecha de 2017 tan pronto como sea contractualmente capaz de hacerlo, mientras hará la transición a su nuevo rol y continuará en el consejo", explicó la compañía británica.

    Christopher Bailey había venido desempeñado las máxima responsabilidad ejecutiva y creativa dentro de Burberry desde que a mediados de 2014 ocupara el vacío en la dirección dejado por la marcha de Angela Ahrendts a Apple.

    Con el fichaje de Gobetti, Bailey dejará la dirección ejecutiva de la multinacional británica y pasará a ocupar la presidencia de la firma, mientras continuará al frente del apartado creativo.

    "Estoy emocionado con la incorporación de Marco Gobbetti como consejero delegado y mi colaborador", declaró Bailey, quien destacó la "increíble experiencia" en el sector del lujo del actual directivo de Céline.

    Asimismo, la firma textil británica ha anunciado el nombramiento de Julie Brown como directora financiera y de operaciones de Burberry. La ejecutiva desempeña actualmente el cargo de responsable financiera de la compañía británica Smith and Nephew.

    Burberry obtuvo en su último año fiscal, que concluyó el 31 de marzo, un beneficio atribuido de 309,5 millones de libras (365 millones de euros), lo que representó un deterioro del 8% en relación al ejercicio precedente, mientras sus ventas sumaron 2.514,7 millones de libras (2.967 millones de euros), un 0,3% menos.

    Como consecuencia de estos malos resultados, Cristhopher Bailey cobró 1,894 millones de libras (2,23 millones de euros) por su labor al frente de la compañía durante el ejercicio fiscal 2015-2016, lo que supuso un retroceso del 74,77% respecto a la remuneración obtenida el año anterior debido a la ausencia de 'bonus' y la ausencia de cobro del plan de remuneración en acciones de la multinacional.