24 de abril de 2019
9 de mayo de 2016

El mercado, sin dirección clara hasta junio

Las bolsas estarán erráticas y tomando beneficios tras el mínimo rebote continuado

El mercado, sin dirección clara hasta junio
EUROPA PRESS

   MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Las dudas sobre la solidez de la actual recuperación económica y la calidad de la sostenibilidad de los resultados empresariales son los factores de fondo que están marcando el ritmo del mercado. Sin embargo, ni las dudas sobre el ciclo, ni la inseguridad trasmitida por los beneficios empresariales construyen una base firme para las bolsas.

A medio plazo, el mercado pondrá la vista en la cumbre ordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que, según los expertos de Bankinter, habrá probables desacuerdos y más producción. Por ello, si el mercado no se estabiliza, las bolsas tampoco lo harán. Esta tendrá lugar el próximo 2 de junio.

Asimismo, el referéndum sobre el Brexit del próximo 23 de junio, y las elecciones españolas, que se celebrarán el 26 de junio también serán dos eventos a tener en cuenta para ver la dirección que toman los mercados. Sin embargo, hasta que no pase junio, el mercado no tomará una dirección clara.

La situación actual de la bolsa será errática y tomando beneficios tras el mínimo rebote continuado, jugando con micro-ciclos, que estarán presentes a lo largo de esta semana.

Este lunes el Eurogrupo decidirá si sigue financiando a Grecia. El martes saldrá la Producción Industrial alemana, desacelerándose un poco. El jueves, Italia emite bonos y se reúne el Banco de Inglaterra, que publicará el informe de inflación y habrá rueda de prensa de su gobernador, Mark Carney, que influirá en gran medida sobre el posible Brexit.

Además, el viernes saldrá el Precio Interior Bruto (PIB) de la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea (UEM), que se reafirmará en 1,6% por cuarto trimestre consecutivo.

El tono de la semana será algo mejor debido al micro-ciclo y no porque haya razones de fondo que lo justifiquen. Para Bankinter, "es mejor no sobrevalorarse pensando que se puede anticipar a las reacciones de un mercado tan errático como éste".

BONOS

Existía un riesgo de 'sell-off', es decir, de venta por si acaso, de bonos como el que ocurrió en 2015, pero al final no fue así. De hecho, ha ocurrido lo contrario y la TIR del Bund ha registrado su mayor caída semanal desde enero.

La revisión a la baja de las previsiones de la Comisión Europea, así como el mal tono de las bolsas son la explicación de esta caída. De cara a esta semana, se deberá ver una consolidación de niveles.

Desde Bankinter creen que los inversores volverán a mostrar interés por las bolsas en detrimento de los bonos core. Las rentabilidades pueden subir si la cifra del PIB de la Eurozona no muestra desaceleración. Rango estimado semanal: 0,15%-0,22%.

DIVISAS

El dólar no se verá influido esta semana puesto que no se publican datos macroeconómicos lo suficientemente relevantes, por lo que el tipo de cambio vendrá condicionado por las intervenciones que realizarán diferentes miembros, tanto del Banco Central Europeo como de la Fed. El dólar debería consolidar en niveles en un rango estimado semanal entre los 1,138 y 1,150 dólares por euro.

En el caso del yen, esta semana se consolidó en torno al nivel de 122 tras la decepción por la inacción del Banco de Japón. La macro japonesa seguirá mostrando la fragilidad de su economía y lo lógico sería que el yen corrigiera y se depreciase esta semana. Rango estimado semanal: 121,9/123,4 yenes por euro.

La moneda británica estará marcada esta semana por el Informe de Inflación del BoE y las actas políticas monetarias, donde los expertos de Bankinter piensan que comentarán la ralentización de la economía británica a raíz de las incertidumbres que el Brexit está generando. Esto presionará a la libra depreciándola. Rango estimado semanal: 0,785/0,800 libras por euro.

POSICIONAMIENTO ESTRATÉGICO

En cuanto al área geográfica, los analistas recomiendan vender en países emergentes (a excepción de India), Australia, Canadá y Reino Unido, mantener una posición neutral en India, España y Japón y comprar en la Unión Europea y Estados Unidos.

En relación al tipo de activo, los expertos apuestan por vender bonos soberanos de Estados Unidos, bonos emergentes y materias primas y petróleo, mantener una posición neutral en los bonos soberanos europeos core, los bonos high yield y los bonos corporativos de Estados Unidos y comprar en bolsas, bonos soberanos europeos periféricos, inmuebles y fondos de retorno absoluto.

Por último, respecto al sector, los analistas de Bankinter aconsejan vender en construcción, petroleras, mineras, químicas y biotecnología, mantener una posición neutral en tecnología, industriales, media, telecomunicaciones, aerolíneas, farmacéuticas, lujo, autos, inmobiliarias y comprar en bancos, seguros, consumo básico y discrecional, turismo, utilities y concesiones.