22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 14 de abril de 2016

    Merlín coloca una emisión de bonos de 850 millones de euros

    Merlín coloca una emisión de bonos de 850 millones de euros
    MERLÍN

    MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Merlín Properties ha colocado con éxito una emisión de bonos de 850 millones de euros a un plazo de vencimiento de siete años, con la que la socimi se ha estrenado en el mercado de capitales, según informó la empresa.

    La compañía que preside Ismael Clemente destinará los fondos de esta operación a refinanciar parte de la deuda heredada de Testa, la empresa patrimonialista comprada a Sacyr.

    Merlín ha cerrado a un tipo de interés del 2,225% esta primera emisión de bonos, que se negociarán en la Bolsa de Luxemburgo, según informó la somici a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    Crédit Agricole, ING, JP Morgan, Mediobanca y Société Générale son las entidades que se han encargado de dirigir y colocar la emisión.

    La operación se enmarca en la estrategia de Merlín de reducir su deuda que la socimi mantiene tras cerrar a finales de 2015 la refinanciación de la correspondiente a Testa.

    La socimi firmó entonces un préstamo de 1.700 millones de euros con diez bancos extranjeros, que estructuró en dos tramos de 850 millones de euros cada uno. Uno de ellos, que se firmó con vencimiento en diciembre de 2017, se amortizará con la emisión de bonos colocada este jueves.

    Merlín debuta en el mercado de emisiones después de que a comienzos de este año entrara en el Ibex 35 y lograra calificación de 'investment grade' de Standard & Poor's, que le otorgó un rating de 'BBB'.

    Asimismo, la emisión se aborda en tanto la socimi Merlín tiene pendiente cerrar la compraventa del 22% del capital social de Testa que aún está en manos de Sacyr, una operación que debe materializarse antes de que concluya el mes de junio, tal como establece el acuerdo que las dos compañías firmaron el pasado año.

    El objetivo final de la compañía es fusionar las dos empresas para dar lugar a la que, según sus datos, será la primera firma patrimonialista cotizada, con una cartera de activos de unos 5.800 millones de euros.