23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 31 de marzo de 2016

    El mínimo del Euríbor lleva a la banca a ofrecer hipotecas a tipo fijo, pero ¿son todo ventajas?

    El mínimo del Euríbor lleva a la banca a ofrecer hipotecas a tipo fijo, pero ¿son todo ventajas?
    PEXELS

    MADRID, 31 Mar. (EDIZIONES) -

       La hipoteca a tipo fijo se ha convertido en la alternativa de la banca para equilibrar ganancias y hacer frente a la tasa negativa en la que se sitúa el Euríbor. El índice del que dependen la mayoría de las hipotecas de tipo variable en España se fijó por primera vez en su historia en negativo el pasado febrero (-0,008%), una circunstancia que ha mermado las ganancias de las entidades financieras a través de la recaudación de este tipo de interés.

    A pesar de que no se prevé un aumento de este índice a corto plazo, y que ha cerrado marzo situándose en -0,012%, la volatilidad económica podría volver a llevarlo a niveles del 3% o incluso a alcanzar su máximo histórico rozando el 5,4% en un medio o largo plazo.

    Esta situación de inestabilidad, que por el momento favorece a los hipotecados permitiéndoles pagar incluso menos de lo establecido en la parte contratada como diferencial, puede generar miedo en aquellos que están menos predispuestos a correr riesgos.

    Por ello, y empujados por la banca que busca comercializar las hipotecas a tipo fijo, este gravamen no sujeto a los cambios de los mercados va ganando terreno como alternativa segura.

    VENTAJAS DE LA HIPOTECA A TIPO FIJO

    Este modelo de hipoteca no está sujeto a la volatilidad de los mercados, lo que la convierte en una inversión segura que no propiciará sorpresa alguna durante la duración de su contrato.

    La seguridad que ofrece la hipoteca a tipo fijo, junto al descenso generalizado que el tipo de interés ha experimentado durante los últimos años --que ha pasado del 5,38% al 2,59% en los últimos ocho ejercicios según apunta un estudio de HelpMyCash.com--, convierte a este tipo de contrato en una opción muy ventajosa para aquellos que anteponen su tranquilidad a todo y quieren cubrirse las espaldas ante la posibilidad de que el indicador vuelva a cotizar en sus máximos históricos.

    INCONVENIENTES DE LA HIPOTECA A TIPO FIJO

    Las hipotecas a tipo de interés fijo siempre han significado una contratación residual, y esto se debe, según apuntan desde el portal web habitaclia, a que tiene varios inconvenientes que llevan muchos a rechazarla como opción real.

    En las hipotecas de tipo fijo es habitual que al aumentar el plazo de pago aumente el tipo de interés, así el tipo mínimo solo se consigue con un plazo de pago muy corto. Por ejemplo, para una hipoteca cuyo interés se fije en el 2%, la deuda con el banco deberá saldarse antes de que transcurran 10 o 15 años.

    Este hecho convierte a la de tipo fijo en una hipoteca que solo está al alcance de los grandes capitales, excluyendo a aquellos futuros hipotecados con menos ingresos que solo pueden afrontar este tipo de deuda si se les plantea con un plazo amplio e intereses bajos.

    A los tipos de interés altos también se une otro inconveniente, las comisiones. Las entidades financieras suelen aplicar un mayor número de comisiones a estos contratos hipotecarios y es muy difícil evitar la de apertura, un segundo problema que aleja todavía más las hipotecas libres de riesgo de las rentas más bajas.