20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 18 de abril de 2010

    Motor.- La Generalitat reprocha al Gobierno la falta de apoyo a Seat

    BARCELONA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, instó al Gobierno Central a "adoptar" a Seat como marca propia, en línea con lo que sucede en otros estados europeos, y aseguró que el Ejecutivo ya la habría apadrinado si la automovilística estuviera ubicada en otra comunidad autónoma.

    En una entrevista a Europa Press, Huguet consideró que Seat, aunque miembro del consorcio alemán Volkswagen, "es lo más parecido a la marca propia que tiene España", ya que es una compañía con producto y con importantes líneas de I+D propias.

    Con estas palabras, dio la razón al presidente de la automovilística, James Muir, en sus peticiones para que el Gobierno la apadrine como propia. "El Ejecutivo debe mojarse un poco más", consideró Huguet.

    "Tiene razón --Muir-- en una cosa: los estados apadrinan una marca o dos y aquí se escurre el bulto", sentenció, y criticó que la política durante años haya sido repartir entre las marcas y las fábricas instaladas sin dar "cierta prioridad" a la enseña española.

    Reconoció que la apuesta "decidida" por la compañía debe darse también en Cataluña, ya que la compañía tiene su sede en Martorell (Barcelona), y recordó que la Generalitat ya ha empezado a demostrarlo con la adquisición de la flota de vehículos de los Mossos d'Esquadra.

    El conseller también culpó a la propia compañía de su actual posicionamiento en el mercado y su imagen. "Algo no se ha hecho bien y lo ha reconocido el actual presidente", afirmó.

    No obstante, se mostró confiado en que las ganas de cambio expresadas por Muir lleven a Seat a "no avergonzarse de Barcelona" y aprovechar su tirón internacional. "La imagen de la empresa vinculada al antiguo INI todavía existe y, en cambio, hace productos fantásticos", constató.

    Huguet animó a la automovilística a mirar hacia la zona euromediterránea como área "prioritaria" de expansión, ya que apuntó a que presenta un largo camino por recorrer.