3 de diciembre de 2020
29 de junio de 2020

“Necesitamos recuperar el tiempo y los hábitos y eso lo hacemos en torno a una barra”

“Necesitamos recuperar el tiempo y los hábitos y eso lo hacemos en torno a una barra”
Cervezas Alhambra, San Miguel, Mahou y Agua Solán de Cabras se unen para apoyar a la hostelería - MAHOU - ARCHIVO

   MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Cervezas Alhambra, San Miguel, Mahou y Agua Solán de Cabras , las cuatro marcas icónicas de Mahou San Miguel, se han unido para apoyar a la hostelería dando a bares y restaurantes una aportación extraordinaria de cerveza y agua mineral. Una iniciativa que, bajo el nombre #SomosFamilia, quiere contribuir a la recuperación del sector, a quien consideran para de su familia extendida y, como ellos mismos verbalizan, “las familias están para apoyarse en lo bueno y en lo malo”. 

   En la acción subyace un reconocimiento a todos los sueños truncados durante tres meses, a todos los días en los que las persianas no se levantaron y a todas esas historias y celebraciones que la pandemia nos quitó y que si no hubieran sido por ella habrían transcurrido con una mesa de por medio.

   Y es que como decía Fito Cabrales en su canción ‘Donde todo empieza’ y que ahora parece sonar a instrucción para la nueva normalidad, "los bares deben abrir para cerrar las heridas”. Menos rockero pero más conocedor de cómo se mueve el sector, Cándido López, del mítico Mesón Cándido de Segovia, cree que en este país “necesitamos recuperar el tiempo y los hábitos y eso lo hacemos en torno a una barra, en torno a una mesa y en torno a una cerveza”.

   A los bares vamos a celebrar éxitos y años, a llorar desamores y a tomar el aperitivo familiar de los domingos y en ellos, como en ningún sitio, compartimos lo mejor de la jornada laboral, el afterwork; porque ellos están en medio de casi cualquier relación social y podría decirse que son el contrapunto a la polarización de las Redes Sociales.

   Durante estos meses hemos tenido que prescindir de estos hábitos pero eso no quiere decir que se hayan perdido y muchos de nosotros hemos ansiado volver a nuestras parroquias habituales porque cocinar o tomarse un vino en casa está bien pero no es lo mismo; volver es socializar y es la cerveza fresquita; los bares y restaurantes y lo que en ellos se comparte forman parte de nuestra vida, de nuestra cultura y de la forma tan particular que los españoles tenemos de socializar. "Es lo que la gente busca y lo que poco a poco se va a recuperar”, dice Cándido.

   El hostelero conoce bien la situación, tiene clientes habituales que han sufrido en primera persona el virus y cuenta con emoción cómo un integrante de una de las peñas que habitualmente comen en su restaurante al lado del acueducto de Segovia, una persona mayor con problemas previos, “estuvo ingresado, muy malito, y nos tuvo muy preocupados, pero nos dio la sorpresa cuando se recuperó y dijo que lo primero que íbamos a hacer era juntarnos todos a comer en la terraza del mesón; así lo vamos a hacer”.

   A la emoción también alude Ismael Vaquero, uno de los socios de Casa Tino, de Valladolid, cuando piensa en el momento en el que volvieron a abrir tras más de dos meses cerrados, a ver a sus clientes y a comprobar que todos estaban bien.

   “La gente tiene ganas de salir a la calle y de reencontrarse y creo que este verano va a ser bueno, mucha gente no podrá irse lejos de vacaciones pero saldrá a comer o a tomar algo”, prevé Vaquero. En la misma línea, Cándido cree que “poco a poco” se está recuperando el ritmo habitual y que, aunque “se tardará en recuperar la velocidad de crucero, hay ganas de recuperar la normalidad”.

   Y es que la hostelería es un sector clave en nuestro país. Lo es económicamente porque hasta 1,7 millones de personas viven de ella. Según datos de Hostelería de España, en este país hay más de 300.000 bares y restaurantes, su facturación supone más del 6% del PIB y su mera existencia, unida al potencial de la gastronomía, es un importante sustento para el turismo.

   Mahou San Miguel calcula que su aportación extraordinaria de cerveza y agua mineral natural supondrá una facturación estimada de 75 millones de euros para los establecimientos y los hosteleros consultados agradecen el gesto hasta señalar que el grupo cervecero es “algo más que un proveedor, es parte de la familia”.

   Se trata de un reparto muy especial coordinado a través de los concesionarios y los distribuidores habituales de Mahou San Miguel en cada zona y para el que se ha puesto en marcha un despliegue técnico y humano. Más de 3.000 vehículos, entre camiones y furgonetas de reparto, han distribuido esta ayuda a diferentes puntos de venta de la geografía española desd e el inicio de la desescalada.

   Por eso las cuatro marcas icónicas de la compañía han dejado atrás el 80% de sus planes previstos de marketing para este 2020, reenfocando todos sus recursos en la iniciativa #SomosFamilia, con la idea de apoyar a la Hostelería. Se trata de una propuesta de largo plazo con la que consideran su ‘familia extendida’, un compromiso de personas que ayudan a personas, desde quienes crean las marcas a las que las sirven y disfrutan.

   "Y por eso, en lo bueno y en lo malo, nos ayudamos como familia que somos”. Este es uno de los objetivos de Cervezas Alhambra, San Miguel, Mahou y Solán de Cabras, que se aterriza en personas que trabajan juntas para ayudar a otras. “Es como si arrancaras de cero, como si empezaras de nuevo”, concluye Cándido.