20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 13 de abril de 2016

    Peabody Energy se declara en suspensión de pagos

    NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Peabody Energy, la mayor productora privada de carbón del mundo, ha solicitado la protección del capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU, equivalente al concurso de acreedores, como consecuencia del impacto negativo en sus cuentas del desplome del precio del carbón, lo que supone una de las mayores suspensiones de pagos del sector desde que comenzaron a caer a mediados de 2014 los precios de las materias primas.

    La multinacional ha explicado que esta solicitud busca fortalecer la posición de liquidez de la compañía, así como reducir su endeudamiento en un contexto "sin precedentes" de caída de la actividad en el sector.

    De este modo, bajo la protección de la Ley de Quiebras, la compañía pretende reducir sus niveles de deuda, así como abaratar sus costes fijos, mejorar su flujo operativo de caja y reposicionarse con vistas al crecimiento a largo plazo.

    Mientras tanto, Peabody Energy subraya que todas sus minas y oficinas seguirán operando con normalidad. Asimismo, la compañía explicó que sus filiales australianas no participan en el proceso.

    Las dificultades de Peabody Energy se remontan a 2011, cuando la compañía adquirió por 5.100 millones de dólares (4.513 millones de euros) a su competidora australiana Macarthur.

    "Ha sido una decisión difícil", declaró el consejero delegado de Peabody, Glenn Kellow. "A través de esta medida, buscaremos una solución para la sustancial carga de deuda en medio de una histórica caída de la actividad en el sector", añadió.

    En este sentido, la empresa informó de que ha obtenido facilidades de crédito por parte de sus acreedores por importe de 800 millones de dólares (708 millones de euros), incluyendo un préstamo de 500 millones de dólares (442 millones de euros), sujetas a la autorización de los tribunales.

    El capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU ofrece protección a las empresas frente a sus acreedores, permitiéndoles reorganizar su deuda y vender partes del negocio.

    Desde que a mediados de 2014 empezaron a bajar los precios de las materias primas, numerosas compañías estadounidenses del sector del carbón se han visto abocadas a declararse en concurso de acreedores, incluyendo empresas como Arch Coal, Alpha Natural Resources, Patriot Coal o Walter Energy.