22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    Los pequeños distribuidores de energía piden a la CNMC "sensibilidad" a la hora recortar la retribución

    MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La asociación de distribuidores de energía eléctrica CIDE ha pedido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) "sensibilidad" con el pequeño distribuidor a la hora de diseñar ajustes en la retribución a la actividad del sector.

    En el Congreso Anual de la asociación en Alicante, el presidente de CIDE, Gerardo Cuerva, destacó la necesidad de que el regulador tenga en cuenta el rol de las pequeñas distribuidoras dentro del nuevo modelo retributivo, al ser estas empresas las únicas que hacen llegar el suministro a zonas de baja densidad demográfica.

    "Las empresas de CIDE son las que hacen posible que llegue el suministro de electricidad a las zonas rurales. Actuamos como agentes fijadores de población en una España que se vacía poco a poco. Garantizamos un servicio básico y generamos puestos de empleo que son muy necesarios", señaló Cuerva.

    Asimismo, la asociación también reivindicó la necesidad de que se incentiven las inversiones para modernizar y digitalizar las infraestructuras actuales para fomentar el autoconsumo, la extensión del uso del coche eléctrico por toda España y dar más poder al consumidor, informó CIDE en un comunicado.

    El presidente de la asociación valoró "positivamente" el interés de la CNMC para establecer un marco normativo que aporte "certidumbre y seguridad jurídica", sin embargo, indicó que CIDE ha presentado alegaciones a esos proyectos.

    COMPROMETER LA VIABILIDAD ECONÓMICA DE ALGUNAS EMPRESAS.

    De esta manera, la asociación reclamó que se tenga en cuenta el hecho diferencial de la distribución para no dejar atrás a ninguna zona de España en el proceso de transición hacia un modelo más ecológico. "Pensamos que si se revisa a la baja el modelo retributivo, se puede comprometer la viabilidad económica de algunas empresas y desincentivar la inversión en redes", dijo.

    El presidente de CIDE también quiso recordar que aún están pendientes de la publicación de la retribución de 2019, 2018 y 2017, y que, además, la retribución del 2016 se encuentra inmersa en un procedimiento de lesividad en el que todo apunta a que puede sufrir modificaciones.

    Además, Cuerva subrayó que sin efectuar "importantes" inversiones en las redes "no va a ser posible la descarbonización". "Necesitamos poder dotarlas de una mayor flexibilidad y resiliencia", dijo al respecto.

    INVERSIÓN DE UNOS 60 MILLONES PARA DIGITALIZAR LAS REDES.

    En este sentido, el presidente de CIDE anunció un plan de inversión de cerca de 60 millones de euros para el periodo 2020-2022, de los cuales una parte se destinará a la digitalización de las redes.

    "Queremos mandar el mensaje de que las zonas rurales no están solas. El tamaño no es una barrera para integrar innovaciones en el sector y modernizar las infraestructuras, para que lleguen allí donde sean necesarias", aseguró.

    Por otra parte, la asociación también aprovechó para poner en valor la importancia de la gestión de los datos y su adaptación a las necesidades de los usuarios. "No hay duda de que somos los distribuidores los que mejor podemos gestionar esa información y ponerla a disposición de los propios usuarios y de la Administración", indicó el presidente de CIDE.

    Para leer más