21 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

PP califica de "insostenible" la situación del aeropuerto de Madrid-Barajas y pide a Magdalena Álvarez que intervenga

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular calificó hoy de "insostenible" la situación del aeropuerto de Madrid-Barajas, en el que desde ayer se suceden graves retrasos en todos los vuelos a causa de la baja médica de varios controladores aéreos, y solicitó una intervención por parte de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a la que acusan de estar "desaparecida".

"Queremos saber donde está la ministra de Fomento", señaló en declaraciones a Europa Press el portavoz de Fomento del PP en el Congreso, Andrés Ayala, quien se mostró esperanzado en que, en esta ocasión, la ministra no valore los retrasos de Barajas como "un problema menor".

"Exigimos a la ministra que aparezca y que intervenga para que se reestablezca la normalidad en el sistema aeroportuario español, y para frenar el deterioro de la imagen que en fechas navideñas estamos dando ante el resto del mundo", reclamó el 'popular'.

Ayala también acusó a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) de "ocultar información" a los ciudadanos, ya que se están produciendo grandes retrasos en los vuelos que además "se irán incrementando a lo largo del día".

"AENA oculta que la situación está afectando al resto de los aeropuertos, tanto los nacionales como los europeos", destacó el portavoz, quien consideró "inadmisible" que Barajas esté funcionando al 50% de su capacidad "dando una imagen penosa del aeropuerto internacional más importante de España", y con los consiguientes perjuicios para el sector turístico.

Ayala exigió a AENA que se adelante a este tipos de situaciones a través de una mejor planificación de las plantillas y calificó de "error de gestión importantísimo" la carencia de suficientes controladores aéreos en el aeródromo madrileño en fechas navideñas.

El aeropuerto de Madrid-Barajas sigue acumulando hoy importantes retrasos en sus vuelos de salida, que en algunos casos superan la hora y media, tras haber registrado ayer fuertes demoras en numerosos vuelos debido a la falta de cerca de un tercio de los controladores aéreos, actualmente de baja médica.