22 de agosto de 2019
7 de enero de 2018

El PSOE denuncia la precariedad en Paradores: "Empleados con más de 20 años de antigüedad no cobran ni mil euros"

"La nómina de un empleado que lleva más de 20 años ni siquiera alcanza los 1.000 euros de ingresos al mes", critica

El PSOE denuncia la precariedad en Paradores: "Empleados con más de 20 años de antigüedad no cobran ni mil euros"
PARADORES

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PSOE reclama un nuevo convenio para la empresa pública Paradores de Turismo con el que acabar con "la actual precariedad" que, según denuncia, afecta a las condiciones laborales de su plantilla, especialmente en lo referido a su salario.

Así consta en una proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, registrada por los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y Sebastián Franquis Vera para su debate y votación en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso.

Con ella, los diputados socialistas quieren que la Cámara Baja inste al Gobierno a realizar, con la dirección de Paradores, los directores de cada establecimiento y la representación sindical, "un análisis y actualización de la estructura de recursos humanos de toda la red de Paradores".

Esta debe incluir la actualización y renovación del convenio colectivo en un plazo de tres meses y la mejora de "las condiciones laborales, y sobre todo salariales, de los trabajadores de Paradores para reducir la actual precariedad".

LA EMPRESA RECHAZA FIRMAR UN NUEVO CONVENIO

Todo ello porque, según denuncia el PSOE tras hacerse eco de demandas de organizaciones sindicales como CSIF, "la cúpula de la empresa se niega a negociar un nuevo convenio. Aseguran que Paradores no tiene en cuenta la antigüedad "desde hace años" y que hay situaciones críticas.

"La mejor muestra es la nómina de un empleado que lleva más de 20 años en Paradores y ni siquiera alcanza los 1.000 euros de ingresos al mes", destacan Heredia y Franquis, que citan el caso de un recepcionista, encuadrado en el nivel 3 de la tabla salarial aprobada en 2008, de 47 años y padre de dos hijos.

Este empleado, que domina inglés y francés, cuenta con 14 pagas, pero dos de ellas se le ingresan prorrateadas y suman 138 euros al mes al sueldo base de algo más de 900 euros. Una situación que extrapolan a decenas de empleados que entraron después de que se derogara el plus de antigüedad. "Los empleados se marchan en cuanto tienen oportunidad", critican, remarcando que los de nivel 1, el máximo que contempla el texto marco de la sociedad pública, "tampoco están mucho mejor".

JEFES DE DEPARTAMENTO NO LLEGAN A 1.200 EUROS

Así, jefes de departamento, que pueden llegar a ser la máxima autoridad del establecimiento cuando el director del mismo se encuentra ausente, tienen un sueldo que, denuncian, "supera ligeramente los 14.000 euros anuales distribuidos en 14 pagas".

"Menos de 1.200 euros al mes. ¿Cómo puede pagarse a ese precio la responsabilidad en una empresa pública que en 2016 obtuvo un beneficio neto superior a los ocho millones de euros?", se preguntan, descartando que "el precio de una habitación en estos establecimientos se sitúa en torno a los 160 euros, y en Semana Santa se dispara hasta los 600 euros".

Todo ello contraponiendo las "cantidades desorbitadas" que, según se hace eco el PSOE de las denuncias de CSIF, reciben los directivos de la compañía. "La propia presidenta de Paradores (María Ángeles Alarcó), renovada en el cargo hace un año, recibe más de 170.000 euros al año, cifra a la que hay que sumar las dietas a que tienen derecho los directivos de la sociedad pública", remarcan.

RECORTES DE PERSONAL Y DE JORNADA

Los socialistas también recuerdan que la empresa pública ha encadenado seis ejercicios en pérdidas, en los que ha realizado ajustes de plantilla y red, al tiempo que ampliaba capital en 2012, 2013, 2014 y 2015 por 152 millones de euros por parte del Estado para hacer frente al pago de deudas incurridas.

Respecto al recorte de personal, subrayan que en 2014 redujo su plantilla en 350 trabajadores, y en 2015 aprobó un expediente de regulación temporal de empleo a 246 personas. Otros 400 trabajadores, apostillan, vieron reducidas sus jornadas en un 25%.