25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 28 de abril de 2016

    Recomendaciones para cuidar la salud en el trabajo

    Recomendaciones para cuidar la salud en el trabajo
    GETTY

    MADRID, 28 Abr. (EDIZIONES) -

    El dolor de espalda, los problemas de peso o el cansancio ocular son los principales problemas que se suelen tener la mayor parte de las personas que trabajan durante largos periodos de tiempo en una oficina, pero no son los únicos.

    El sedentarismo y la mala alimentación son los hábitos más comunes que se dan en las oficinas. Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, desde Mercado Financiero hemos querido recopilar una serie consejos, que la 'app' de empleo Zeebe Jobs ha lanzado para mejorar la salud cuando se está trabajando.

    CUIDAR LA POSTURA

    Para cuidar la postura es recomendable usar tanto una silla ergonómica para que la espalda permanezca recta como un reposapiés para no tener dolores en la zona lumbar o cervical.

    Por su parte, la distancia entre los ojos y el ordenador no debe se inferior a 60 centímetros y es necesario no focalizar la atención en la pantalla durante mucho tiempo sin hacer descansos.

    ALIMENTACIÓN SALUDABLE

    La buena alimentaciones es otro gran reto cuando se está fuera de casa. Desde Zeebe consideran que es necesario prestar atención a lo que se come, priorizando la ingesta de frutas y frutos secos entre horas y evitando la comida rápida y los snacks de las máquinas expendedoras.

    Asimismo, coger el hábito de beber agua mientras se trabaja es otro de los aspectos indispensables que no se deben dejar pasar por alto.

    NO ESTAR PARADO EN UN MISMO SITIO

    Estar todo el día sin moverse es de los mayores errores que se pueden cometer. Es importante levantarse, ir al baño y desplazarse para no estar muchas horas sentado en la misma postura.

    HACER EJERCICIO

    Asimismo, si la distancia de casa a la oficina lo permite sería totalmente recomendable ir andando o en bicicleta como buen hábito antes de afrontar la jornada laboral.

    Si por el contrario las circunstancias no te lo permiten, siempre se podrá combatir el sedentarismo, subiendo las escaleras, respirando profundamente y haciendo estiramientos antes y después de la jornada.