22 de agosto de 2019
30 de mayo de 2019

De La Rue gana un 81,8% menos y su consejero delegado dimite

LONDRES, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa británica de impresión de billetes de banco y documentos de identidad De La Rue, que dejará de ocuparse de fabricar los pasaportes del Reino Unido el próximo año, registró un beneficio neto atribuible de 17 millones de libras (19,3 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal, lo que representa un deterioro del 81,8% en comparación con su resultado del año precedente, tras lo que el consejero delegado de la compañía, Martin Sutherland, ha anunciado su dimisión.

Las cuentas de De La Rue reflejan un impacto negativo extraordinario de 18,1 millones de libras (20,5 millones de euros) como consecuencia de la provisión asociada a las cuentas del Banco Central de Venezuela, incapaz de transferir fondos como consecuencia de las sanciones impuestas al país caribeño por autoridades distintas de las del Reino Unido.

"De acuerdo con las políticas del grupo, la pérdida crediticia relacionada con el cliente en Venezuela ha sido registrada como elemento excepcional debido a su magnitud y naturaleza no recurrente", precisó la empresa, que ha confirmado a Europa Press que se trata del Banco Central de Venezuela.

La cifra de negocio de De La Rue alcanzó los 564,8 millones de libras (641 millones de euros), un 14,3% más que el ejercicio anterior, después de elevar un 20,2% sus ingresos por impresión de moneda, hasta 447 millones de libras (507 millones de euros) y reducir un 4% su facturación por impresión de documentos de identidad, hasta 78,4 millones de libras (89 millones de euros).

De cara al futuro, la finalización del contrato para los pasaportes del Reino Unido en 2020 y la creciente competitividad en el mercado de impresión de billetes presentan algunos desafíos para el negocio de De La Rue.

Por esta razón, la compañía ha anunciado un programa de reducción de costes de tres años de duración "para mitigar parcialmente esto" con el objetivo de lograr un ahorro anual de costes de más de 20 millones de libras (22,6 millones de euros) en 2022.

Asimismo, la empresa llevará a cabo una reorganización de su negocio durante los doce próximos meses para mejorar su enfoque estratégico y generar mayor eficiencia, explicó Martin Sutherland.

De este modo, De La Rue anticipa significativos vientos en contra en el ejercicio en curso, cuando la compañía confía en mantener sus ingresos en línea con los del último año, gracias a que el crecimiento de los márgenes en el negocio de autenticación y trazabilidad mitigará la caída en impresión de billetes. "En conjunto, el consejo espera que el resultado operativo de 2020 sea algo inferior al del último año", indicó la empresa.

DIMITE EL CONSEJERO DELEGADO.

Coincidiendo con la publicación de sus cuentas anuales, De La Rue ha informado de que Martin Sutherland ha pactado su dimisión con el consejo de administración, aunque permanecerá en el cargo hasta que sea designado un nuevo consejero delegado.

"Ha sido un periodo de significativos cambios estructurales en el sector y verdaderos cambios estratégicos en el negocio", declaró Martin Sutherland. "Siento que es el momento adecuado para dejar paso a un nuevo líder que lleve las cosas a la siguiente fase", añadió.