3 de junio de 2020
6 de abril de 2020

S&P no prevé muchas rebajas de rating en las telecos por el Covid-19, pero cree que el sector no saldrá ileso

S&P no prevé muchas rebajas de rating en las telecos por el Covid-19, pero cree que el sector no saldrá ileso
Una mujer con mascarilla en el Norte de Italia usando un smartphone durante el brote de coronavirus - GETTY IMAGES / EMANUELE CREMASCHI - ARCHIVO

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

S&P Global Ratings ve "poco probable" que se produzcan muchas rebajas de calificaciones entre las empresas del sector de las telecomunicaciones en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA) como consecuencia de la crisis generada por el Covid-19, pero tampoco cree que la industria consiga salir ilesa de esta situación.

"A pesar de la previsiones de una recesión global y la potencial presión sobre los ingresos del negocio de empresas (B2B), el aumento de la demanda de conectividad debería aislar a las empresas de telecomunicaciones de EMEA del peor problema económico y crediticio derivado de la pandemia del Covid-19. Incluso puede haber focos de oportunidad", señala el analista de crédito de S&P Global Ratings Mark Habib.

En un informe, S&P remarca que características propias del sector como una demanda poco cíclica y muy similar a la de otros servicios básicos como la alimentación o las 'utilities' limitan la correlación de su actividad con las débiles condiciones macroeconómicas. Además, añade que las comunicaciones serán probablemente "uno de los servicios más importantes durante la pandemia".

Por ejemplo, señala que el tráfico de voz fija y banda ancha se ha disparado entre un 50% y un 100% y, aunque esto no se monetizará de forma inmediata, si se prolonga en el tiempo puede provocar un cambio del consumidor a más paquetes 'premium'. Aún así, matiza que la duración de este repunte aún está por verse y probablemente dependerá del alcance del brote de Covid-19.

Además, cree que este escenario llevará a unas menores tasas de bajas de clientes ('churn'), en parte por las decisiones de algunos países como España de limitar las portabilidades, situación que perjudicará a los actores entrantes del mercado y que llevará además a los principales operadores a reducir los gastos en actividad comercial.

IMPACTOS NEGATIVOS

Sin embargo, la agencia también agrega que las empresas del sector pueden encontrarse con algunos "baches en el camino", como por ejemplo, los derivados la exposición directa de sus ingresos a las interrupciones de la actividad por el coronavirus en sectores como el de la movilidad, el comercio minorista y las cadenas de suministro.

Asimismo, señala que algunas empresas de telecomunicaciones pueden tener problemas de liquidez debido a las necesidades de financiación a corto plazo, así como que una fuerte revisión a la baja de las previsiones de crecimiento del PIB podría limitar la solvencia de los soberanos y afectar a las operadoras que tienen ratings vinculados a los de los países en los que prestan servicio.

En este escenario, S&P considera que el sector de telecomunicaciones se ha visto "significativamente menos afectado" por el Covid-19 que muchos otros y anticipa que "seguirá siendo resistente". Por ello, espera que las rebajas como resultado directo del coronavirus en su cartera de empresas en la región de EMEA sean limitadas en comparación con las de otras industrias.

Por otro lado, el informe apunta que la empresas pueden revisar sus inversiones (capex) o sus planes de retribución a los accionistas para proteger mejor sus redes y su flexibilidad financiera si la situación se alarga. Por ejemplo, destaca que pueden priorizar los aumentos de capacidad a la expansión de cobertura o el fijo sobre el móvil, dependiendo de donde este los picos de demanda.

En especial, S&P Global Ratings cree que esta situación puede retrasar varios meses o un año la inversión destinada al despliegue 5G, teniendo en cuenta además que países como España, Francia o Austria ya han retrasado sus subastas de espectro para la nueva tecnología móvil y la llegada de dispositivos compatibles es probable que se ralentice.

NEGOCIO DE TELEVISIÓN

El informe de la agencia también apunta que operadores de telecomunicaciones como Telefónica, BT o Altice, que obtuvieron derechos exclusivos de paquetes deportivos, probablemente tendrán que renegociar sus acuerdos o pausar los pagos de las cuotas de los derechos, dado el impacto que la suspensión de estos eventos tendrá en su negocio.

En esta línea, ve probable que los operadores que ya han pagado por eventos que se iban a celebrar en los próximos meses intenten recuperar las tarifas abonadas por unos contenidos que ya no podrán monetizar. Además, señala que las compañías de telecomunicaciones con empresas de medios se verán más afectadas por esta situación, ya que tendrán menores ingresos por publicidad.

Para leer más