12 de agosto de 2020
16 de julio de 2020

Telecom Italia da "plenos poderes" a su consejero delegado para fijar una oferta por los activos móviles de OI

La compañía mostró en marzo su interés en adquirir el negocio móvil de la operadora brasileña en una operación conjunta con Telefónica

Telecom Italia da "plenos poderes" a su consejero delegado para fijar una oferta por los activos móviles de OI
Luigi Gubitosi, consejero delegado de Telecom Italia (TIM) - TELECOM ITALIA

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de Telecom Italia (TIM) ha dado un nuevo paso en su intención de adquirir de los activos móviles de Oi en Brasil con la entrega de "plenos poderes" al consejero delegado de la compañía, Luigi Gubitosi, para definir los términos finales de la oferta por el negocio móvil de la operadora brasileña.

TIM comunicó en marzo a Oi su interés en iniciar conversaciones de cara a una potencial adquisición del negocio de telefonía móvil de la operadora brasileña, en su totalidad o una parte, en una operación que llevaría a cabo de forma conjunta con Telefónica.

En un comunicado, la compañía informa ahora de un nuevo avance en este proceso en la reunión del consejo de administración de Telecom Italia, presidido por Salvatore Rossi, que tuvo lugar este miércoles 15 de julio, aunque en el texto no hace ninguna referencia a Telefónica.

"El consejo de administración, después de haber reconocido y apreciado el trabajo realizado por TIM Participacoes durante estos meses, ha otorgado plenos poderes al consejero delegado de TIM para examinar y aprobar los términos finales de la oferta vinculante que deberá presentar filial brasileña del grupo, de acuerdo con la norma de gobierno corporativo local", señala.

Telefónica y la filial de Telecom Italia comunicaron el pasado mes de marzo a Bank of America Merrill Lynch, el asesor financiero de Grupo Oi, su voluntad de analizar una potencial adquisición conjunta del negocio de telefonía móvil de la operadora brasileña, que, en caso de que se complete la operación, se repartirían entre las dos operadoras.

Antes de este anuncio, Telefónica ya había mostrado su interés en participar en un posible proceso de venta de los activos móviles de Oi, ya que Brasil es un de su cuatro mercados prioritarias, pero había advertido de que esta operación requeriría la implicación de varios operadores del país debido al espectro y a la cuota de clientes que tienen todos ellos.

Por su parte, Oi anunció el pasado mes de junio que, en el marco de su proceso de reestructuración, iba a llevar a cabo la segregación de sus activos, pasivos y derechos de recuperación de las entidades asociadas en cuatro Unidades de Producción Aisladas (UPI, por sus siglas en inglés).

En concreto, la compañía creaba una unidad con la operación de la telefonía y los datos en el mercado de las comunicaciones móviles (Activos móviles UPI), dos con la infraestructura pasiva (Torres UPI y centros de datos UPI) y otra la operación de las redes de telecomunicaciones (InfraCo UPI).

Las UPIs están formadas como una propuesta especial de stock para las entidades y podrán ser vendidas, en modelos específicos de cada uno de los tipos descritos anteriormente, como forma de pago de las deudas y así generar los recursos necesarios para expandir la infraestructura de fibra y los servicios relacionados, los cuales son el principal foco de las estrategia de Oi.

En el caso de la activos móviles, Oi detalló su intención de vender el 100% de la compañía mediante un proceso de subasta con un precio mínimo de 15.000 millones de reales (unos 2.458 millones de euros), que deberá ser abonado en efectivo.

A través de este proceso, la unidad se adjudicará a la oferta más elevada presentada, aunque existe la opción de aceptar la segunda más alta si el precio no es más de un 5% inferior al de la primera y se considera que da mayores garantías legales, dado el necesario visto bueno de los reguladores.

Contador

Para leer más


Lo más leído en mercado financiero