20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 29 de abril de 2016

    Telefónica gana un 56,9% menos en el primer trimestre por la ausencia de extraordinarios

    El beneficio aumenta un 26% excluyendo un impacto positivo fiscal no recurrente del primer trimestre de 2015

    Telefónica gana un 56,9% menos en el primer trimestre por la ausencia de extraordinarios
    JUAN MEDINA / REUTERS

       MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Telefónica obtuvo un beneficio neto de 776 millones de euros en el primer trimestre de 2016, lo que supone un 56,9% menos que los 1.802 millones de euros que ganó en el mismo periodo de 2015, en el que el resultado neto se vio afectado por un impacto positivo fiscal no recurrente.

    En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía destaca que excluyendo ese impacto fiscal el beneficio neto de los tres primeros meses de 2016 se incrementó un 26%, lo que indica que Telefónica ha avanzado "de forma significativa" en el crecimiento "rentable y sostenible".

    Los ingresos de la operadora se situaron en el primer trimestre en los 10.784 millones de euros, lo que supone un 6,6% menos en términos reportados, pero que reflejan un crecimiento del 3,4% en términos orgánicos respecto al mismo periodo de 2015.

    Por su parte, el beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) se sitúo en los 3.376 millones de euros, un 6,7% menos en términos reportados, pero un 5,5% más en términos orgánicos fruto de la materialización de sinergias y de la mayor eficiencia en costes. De esta manera, el margen de Oibda se mantiene estable en el 31,3% en términos reportados, pero sube seis décimas en orgánicos.

    Telefónica explica que las variaciones en términos reportados están sobre todo impactadas por los tipos de cambio, especialmente por la depreciación del real brasileño, el peso argentino, el bolívar venezolano y el peso colombiano. En concreto, han restado 16 puntos porcentuales a la evolución de los ingresos y 14,8 puntos porcentuales a la del OIBDA, aunque dicho impacto se neutraliza en términos de generación de caja.

    Por áreas geográficas, España muestra una "clara recuperación" de sus resultados, gracias en gran medida al fuerte crecimiento de los ingresos de Fusión (+26,2%), que generan ya más del 30% del negocio doméstico. Por su parte, tanto Brasil como Alemania muestran "sólidas mejoras" de rentabilidad derivadas de la ejecución de sinergias y la estrategia centrada en datos.

    Asimismo, la compañía señala que los datos móviles, que crecieron un 19,9% orgánico, han impulsado el crecimiento de los ingresos consolidados. En esta línea, los ingresos de conectividad de banda ancha y los de servicios sobre conectividad crecen a tasas superiores al 21% y 14%, respectivamente, en términos orgánicos.

    Por su parte, la inversión (CapEx) creció un 7,8% orgánico, hasta los 1.503 millones de euros, dedicándose el 75% del total al crecimiento y transformación de redes y sistemas. Como consecuencia, el flujo de caja operativo se situó en 1.873 millones de euros, un 3,6% más en términos orgánicos.

    En el caso de O2, reportada como operación en discontinuación, se registró un fuerte incremento del 16% del flujo de caja operativo, lo que refleja el buen comportamiento del Oibda, que subió un 5,5% en términos orgánicos.

    Respecto a la actividad comercial, los accesos crecieron un 1%, hasta los 321,9 millones, con un mayor peso de clientes de mayor calidad, que continúan siendo la principal palanca de crecimiento. Además, Telefónica destaca la mejora secuencial del churn, generalizada en todos los servicios, y del ingreso unitario por acceso (+5,2%).

    POSICIÓN FINANCIERA.

    La deuda neta financiera de Telefónica alcanzó los 50.213 millones de euros a 31 de marzo de 2016, 292 millones de euros más, lo que situó el ratio de endeudamiento (deuda neta sobre Oibda) de los últimos 12 meses en 3,02 veces.

    Durante el primer trimestre, la actividad de financiación de la compañía ha ascendido a cerca de 1.984 millones de euros equivalentes, sin considerar la refinanciación de papel comercial y préstamos bancarios a corto plazo, y se ha centrado principalmente en reforzar la posición de liquidez y refinanciar los vencimientos de deuda en un entorno de tipos muy bajos.

    Además, el grupo destaca que, considerando la actividad de financiación hasta abril y sin incluir la generación de caja esperada, tiene ya cubiertos todos los vencimientos de deuda hasta diciembre de 2017, gracias a una sólida posición de liquidez de 19.900 millones de euros.

    El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha señalado que los resultados del primer trimestre reflejan "un fortalecimiento generalizado del negocio" y ha subrayado que "es especialmente destacable la vuelta al crecimiento del OIBDA en España en el trimestre "que por primera vez desde hace ocho años crece simultáneamente junto con los ingresos".

    Asimismo, Álvarez-Pallete ha remarcado que los resultados de los tres primeros meses de 2016 están alineados con sus expectativas para el conjunto del año y permiten reiterar los objetivos financieros, así como el dividendo de 0,75 euros por acción para el 2016.

    CLARA RECUPERACIÓN EN ESPAÑA

    En concreto, el negocio de Telefónica en España muestra en el primer trimestre "una clara recuperación", con un crecimiento orgánico del 0,2% interanual en ingresos (+8,6% en términos reportado), hasta los 3.126 millones de euros, y una subida del 2% del Oibda, hasta los 1.266 millones de euros.

    La compañía destaca que esto supone "un cambio de tendencia significativo", ya que los ingresos y el beneficio bruto antes de amortizaciones no crecían interanualmente al mismo tiempo desde el tercer trimestre de 2008.

    Los accesos totales se situaron en los tres primeros meses del año en 41,7 millones, de los cuales los accesos minoristas residenciales ascienden a 28,1 millones.

    En concreto, Movistar Fusión residencial alcanzó 4,2 millones de clientes, un 9% más, y dos millones de líneas móviles adicionales, un 8% más. De hecho, Fusión representa ya en el segmento residencial el 82% de los clientes de banda ancha, el 74% de los clientes de televisión y el 69% de los clientes de contrato móvil.

    Asimismo, la compañía destaca que la captura de clientes de alto valor se mantuvo en las altas del trimestre, ya que el 51% son clientes totalmente nuevos y el 91% incorpora al menos un nuevo servicio.

    Por su parte, las accesos minoristas de banda ancha crecieron un 1%, tras aumentar en el trimestre en 17.000, mientras que los accesos de fibra se sitúan en 2,5 millones y suponen ya el 41% de todos los accesos de banda ancha. Además, los accesos de fibra ultrarrápida representan el 67% del total y la cobertura de fibra hasta el hogar aumentó en 700.000 nuevas unidades inmobiliarias, hasta 15 millones, "la más extensa de Europa".

    En el caso de televisión de pago, los accesos alcanzaron los 3,7 millones, un 4% más, incluyendo los 823.000 accesos de DTS por satélite. Asimismo, los accesos móviles se situaron en 17,1 millones y reflejan el continuo crecimiento en contrato (+1%).

    Por otro lado, informa de que la penetración de smartphones, que subió un 67%, impulsó el tráfico de datos móviles un +69% interanual, mientras que la cobertura LTE alcanzó el 83% al cierre del primer trimestre y la penetración de LTE el 30%.

    Para leer más