19 de junio de 2019
  • Martes, 18 de Junio
  • 11 de mayo de 2016

    Tendencias del mercado inmobiliario español

    Tendencias del mercado inmobiliario español
    EUROPA PRESS

    MADRID, 11 May. (EDIZIONES) -

    La mejora de la accesibilidad a la vivienda por parte de los jóvenes, la protección al consumidor o la consolidación de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) y los 'servicers' son algunas de las tendencias que están marcando el mercado inmobiliario actual en España.

    En este momento, el ciudadano medio necesita un total de 7,6 años para poder comprar una vivienda de tipo medio. Si se tiene en cuenta esta situación, junto con la alta tasa de desempleo juvenil y la inestabilidad laboral, cada vez se hace más cuesta arriba el acceso a una vivienda para este sector de la población.

    En lo que respecta a la protección del consumidor, ST Sociedad de Tasación ha identificado la necesidad de ofrecer información clara y fiable sobre herramientas financieras y los métodos de cálculo del precio de la vivienda.

    Concretamente, según el punto de vista de ST, incrementar la transparencia e implantar una regulación más exhaustiva favorecería a la inversión en vivienda.

    En abril, la Sareb completó la transferencia de activos a las sociedades que surgen de antiguas inmobiliarias propiedad de entidades financieras, también conocidas como 'servicers'. Si estos dos actores se consolidan en el mercado de la vivienda, se regenerará el sector y se sentarán las bases de una posible recuperación.

    Por otro lado, se sitúa la reforma de la vivienda en alquiler y la definición del papel de las 'socimis', que gestionan activos tales como viviendas, oficinas o centros comerciales.

    Así, la irrupción de esta nueva figura en el mercado inmobiliario fomenta la profesionalización y la innovación del sector en busca de rentabilidades, marcando tendencias que determinarán la evolución del mercado.

    El mercado también se verá influido por la cuantía de los impuestos que afectan directamente al acceso y mantenimiento de una vivienda, como son el IVA, el IBI y el Impuesto de Sucesiones, ya que últimamente tienden a crecer.

    Otra de las tendencias es el éxodo hacia las ciudades. En los últimos años, se ha constatado un movimiento hacia los centros de las ciudades, por los que se han fomentado la realización de proyectos de rehabilitación y regeneración de edificios en los cascos antiguos de las ciudades.

    La inversión también podría frenarse en un futuro no muy lejano si el mercado percibe riesgos e incertidumbres en la legislación vigente. Las cargas fiscales afectan directamente al coste de acceso y mantenimiento de la propiedad.

    Además, la integración de normas europeas, que pretenden determinar el deterioro del valor de los créditos y sus garantías será otro de las tendencias que marcarán el mercado de la vivienda próximamente.

    Lo especialmente relevante será que cada entidad construya modelos eficaces para reflejar sus actividades en la gestión de riesgos y para la determinación de las adecuadas coberturas de las pérdidas por riesgos de crédito.