19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Los trabajadores de Boeing irán a la huelga tras no haber llegado a un acuerdo con la empresa

    NUEVA YORK, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Los cerca de 27.000 trabajadores del constructor aeronáutico estadounidense Boeing convocados a la huelga por el sindicato Asociación Internacional de Maquinistas y trabajadores del Aeroespacio (IAM), en protesta por el nuevo convenio trienal, han anunciado que no han conseguido alcanzar un acuerdo con la compañía y por lo tanto, han comenzado la huelga.

    "Durante los últimos dos días, Boeing, el sindicato y el mediador federal trabajaron duro en las exploraciones de buena fe que pudieran llevar a un acuerdo. Desafortunadamente, las diferencias fueron demasiado grandes para cerrarlo", aseguró Boeing en una comunicado.

    El IAM ha determinado que la huelga comience hoy sábado a las 12.00 horas (hora local). Las operaciones de la empresa en Washington, Oregon y Kansas permanecerán abiertas. Los trabajadores que no están representados en el IAM seguirán trabajando de manera normal.

    El fabricante se ha comprometido a dar apoyo a sus clientes a pesar de los paros y asegura que seguirá entregando los aviones previstos antes de comenzar la huelga y que proseguirá el suministro de piezas de repuesto.

    Los trabajadores votaron a favor de la huelga durante la jornada del pasado miércoles, pero acordaron posponer los paros durante 48 horas más debido a la intervención de mediadores federales y con el objeto de alcanzar un acuerdo a última hora, ya que la huelga podría costar 100 millones de dólares (70 millones de euros) diarios a la compañía, según informa la prensa norteamericana.

    Además, los paros provocarán retrasos adicionales en el proyecto de las nuevas aeronaves Boeing 787, que de por sí acumula dos años de retraso y que acumula problemas ya que la empresa tiene en cartera cerca de 900 pedidos del nuevo avión estrella de Boeing para renovar la flota con los nuevos aviones del fabricante, equipados con tecnologías pioneras.

    En función de su duración, los paros podrían afectar a los proveedores de la empresa a escala mundial, que según el rotativo, podrían aprovechar la huelga para poner al día su actividad e inventario tras unos meses muy agitados en la industria aeronáutica

    La última propuesta de Boeing incluida una subida salarial del 11% durante la duración del contrato, un aumento del fondo de pensiones del 14% mensual (unos 80 dólares) por cada año de servicio en la empresa.

    SIN ACUERDO

    El sindicato, sin embargo, reclama un incremento salarial del 13% y una mayor cuantía de las pensiones. Además, de acuerdo con una persona familiarizada con la situación, los negociadores sindicales, encabezados por Tom Buffenbarger, no pudieron persuadir a Boeing a ceder terreno en asuntos relativos a la seguridad laboral y subcontratación, entre otros asuntos.

    La compañía, por su parte, asegura que ha ofrecido a los empleados "el mejor paquete de pagos y beneficios de la industria aeronáutica", según explicó el vicepresidente de recursos humanos de la compañía, Doug Kight. "Nos sentimos decepcionados con la votación realizada sobre el contrato", explicó.

    Si finalmente no se lograra un acuerdo, se trataría de la cuarta huelga que afronta Boeing en veinte años. La última huelga de los trabajadores de Boeing se produjo en 2005, y se tardó 30 días en llegar a un acuerdo entre los trabajadores y la empresa.