21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 30 de octubre de 2018

    La empresa familiar reclama un marco legal para crecer en tamaño, su "asignatura pendiente"

    El director del IEF reivindica la dimensión humana de estas empresas, que en la crisis "sacrificaron resultados para mantener el empleo"

    VALÈNCIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Juan Corona, ha reclamado este martes a las autoridades que generen un "marco legal" que "incentive" a las empresas familiares españolas a superar su "asignatura pendiente": crecer en tamaño.

    Corona se ha pronunciado en estos términos durante la conferencia 'Empresa Familiar. El valor del compromiso' que ha pronunciado en el Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se clausura este martes en València y que reúne a más de 700 empresarios.

    Durante su intervención, el director del IEF ha reivindicado el modelo de gestión de la empresa familiar con una "dimensión humana muy superior a las empresas no familiares" y con un objetivo principal que forma parte de su ADN: "el legado".

    "Están pensadas para durar, no están diseñadas para maximizar beneficios a corto plazo, sino para crear un proyecto ambicioso en largo plazo" y de ahí que el 58,7% de las empresas familiares, "prácticamente seis de cada diez no repartan beneficios". Lo que hacen es recapitalizarse, invertir más en la propia compañía y hacer un reparto de beneficios más liviano, ha explicado Corona.

    Además, durante la crisis económica, entre 2007 y 2013, la evolución de la productividad medida como facturación por empleado se redujo prácticamente un punto en las empresas familiares, mientras que en las no familiares se incrementó un 11,6%.

    Estas cifras demuestran que "las empresas familiares sacrificaron productividad por empleado, y por tanto resultados, para mantener el empleo. El aguante de la economía española durante la crisis descansó sobre las espaldas de empresas familiares", ha subrayado Corona.

    Su endeudamiento también fue inferior al de las empresas no familiares y en el momento en que a situación lo permitió tiraron de fondos propios, lo que las convierte en "empresas más sólidas, seguras y estables", ha destacado.

    No obstante, ha señalado que "hay una relación directa clarísima" entre la longevidad de las empresas en función de su tamaño, siendo "más longeva cuanto mayor es su tamaño". Así, de entre las empresas que tienen de cero a nueve trabajadores, únicamente un 15% tiene longevidad superior a los diez años; en las de 10 a 19 trabajadores la cifra asciende al 33% y en las que tienen más de 20 empleados o la supervivencia más allá de la década sube al 45%, ha precisado.

    En general, ha apuntado Corona, la vida media en España de una sociedad mercantil ronda los tres años. Dejando de lado autónomos y microempresas puede subir a 12 años; en el caso de las empresas familiares asciende a 32 años y las que forman parte del IEF alcanzan los 94 años.

    Pero "el tamaño es esencial, cuanto más grande, más sólida y más perdura en el tiempo", ha insistido. De hecho, aunque la rentabilidad financiera de las empresas no familiares es mayor, el gap se va reduciendo cuantos más trabajadores tienen, y cuando las empresas familiares alcanzan 100 empleados "son más rentables".

    De nuevo "la dimensión es extremadamente relevante", ha remarcado, por lo que "solicitamos a las autoridades a generar marco legal que incentive el crecimiento de la dimensión de las empresas".

    Corona ha recordado que las empresas familiares están mejor valoradas que el resto en todos los rankings y ofrecen "mejores condiciones para trabajar pero también esto está muy relacionado con dimensión", ha puntualizado.

    Así, la ganancia media por trabajador en las compañías de 1 a 49 trabajadores está por debajo de 1.000 euros, en las de 50 a 199 empleados por debajo de 25.000 y en las de más de 200 trabajadores se acerca a los 30.000 euros.

    El director general de IEF ha desmentido el mito de que las empresas familiares son más tradicionales y están poco adaptadas a los tiempos para asegurar que "son más innovadoras" tanto en la oferta de productos, proceso de producción, métodos organizativos y en la comercialización porque tienen una "visión muy orientada a largo plazo".

    "SOSTÉN DE LA ECONOMÍA"

    Corona ha reivindicado el papel de la empresa familiar en la economía española donde representa el 89% de las compañías y el 67% del empleo privado, una cifra que en la Comunitat Valenciana se eleva al 91% de las empresas y el 84,7% de volumen de empleo privado, convirtiéndose en un "auténtico sostén de la economía valenciana", ha resaltado.

    Así las empresas familiares suponen nueve de cada diez empresas en España, siete de cada diez puestos de trabajo privado y seis de cada diez euros que se generan en el país siendo "esenciales para el funcionamiento del país. Cuantas más empresas familiares haya y más grandes sean, mejor irá la economía española", ha augurado Corona. No obstante la dimisión sigue siendo todavía la "asignatura pendiente" que el IEF se marca como "reto" para superar, ha sentenciado.