1 de abril de 2020
27 de junio de 2018

Los fabricantes internacionales dicen que no son una amenaza para EEUU y rechazan los aranceles de Trump

Los fabricantes internacionales dicen que no son una amenaza para EEUU y rechazan los aranceles de Trump
VOLVO CARS

WASHINGTON, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Global Automakers, el grupo que representa en Estados Unidos (EEUU) a los fabricantes de vehículos internacionales, ha defendido que las compañías extranjeras no son una amenaza para el país norteamericano y ha rechazado la propuesta de aranceles del 20% a la importación de vehículos de Donald Trump.

El presidente y consejero delegado de Global Automakers, John Bozzella, aseguró en un comunicado que los gravámenes "dañarán" a la industria de la automoción estadounidense, compuesta por 14 fabricantes en total --diez de ellos internacionales--.

"Cada una de estas empresas emplea a trabajadores estadounidenses para producir automóviles en Estados Unidos, y los aranceles aumentarán sustancialmente los precios para los consumidores", añadió.

Asimismo, Bozzella subrayó que "no existe" una justificación de amenaza a la seguridad nacional de EEUU para gravar las importaciones de vehículos y repuestos.

El directivo destacó que los 130.000 estadounidenses que trabajan para las firmas automovilísticas internacionales "no son menos patriotas" que cualquiera de los empleados de otras compañías nacionales.

"Si esta investigación --iniciada por el Departamento de Comercio de EEUU-- conduce a aranceles, las represalias contra las exportaciones estadounidenses son inevitables", indicó Bozzella. Desde EEUU salen cada año alrededor de un millón de vehículos hacia otros países.

Según datos de Global Automakers, los fabricantes de vehículos internacionales generaron 1,29 millones de empleos directos e indirectos en EEUU el año pasado e invirtieron 75.000 millones de dólares (64.751 millones de euros al cambio actual).

Además, el año pasado construyeron en suelo estadounidense más de cinco millones de automóviles y camiones, lo que representa el 47% de la producción total de vehículos ligeros en EEUU.

Para leer más