23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 25 de octubre de 2016

    Freixenet celebrará junta el 31 de octubre con la oferta de compra sobre la mesa

    Freixenet celebrará junta el 31 de octubre con la oferta de compra sobre la mesa
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La multinacional catalana Freixenet celebrará junta de accionistas el próximo lunes, día 31 de octubre, en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), han confirmado a Europa Press fuentes de la compañía.

    La junta tendrá como telón de fondo el futuro de Freixenet, ya que a la oferta de Henkell & Co. se ha sumado la del presidente de honor de la compañía, José Ferrer Sala, que ofrece hacerse con el 51% del capital social del grupo por 230 millones de euros, ligeramente por debajo de los 255 millones del gigante alemán, que valoró a la compañía en 500 millones, según publica este martes 'La Vanguardia'.

    Parecía que antes de final de año podría cerrarse un acuerdo entre Freixenet y Henkell, por el que la multinacional alemana entraría como socio industrial con una participación de entre el 20% y el 25%, lejos del 51% que pretendía Henkell inicialmente.

    La propuesta inicial, del 51%, no estaba bien vista por las tres familias del grupo, ya que los Hevia estaban dispuestos a vender, los Bonet se hallaban divididos y los Ferrer eran contrarios a la venta, si bien parecía que las tres ramas familiares habían acercado posturas en cuanto a la entrada de Henkell con una participación que no superara el 25%.

    La oferta de Henkell no es vinculante y está condicionada a que se complete una auditoría sobre la situación financiera de la empresa y el valor de los activos.

    Fuentes del gigante alemán consultadas por Europa Press han declinado dar detalles sobre el estado de las negociaciones y tampoco sobre si se han producido variaciones en su oferta por "motivos de confidencialidad".

    OFERTA FIRME

    A diferencia de la oferta de Henkell, la de José Ferrer es firme y se ha comprometido, según 'La Vanguardia', a formalizar la operación y complementar el pago el 31 de junio, y para ello los Ferrer se han reunido con entidades financieras para conseguir créditos que les permitan afrontar la compra.

    José Ferrer, a sus 91 años, se mostró desde un inicio contrario a la venta de la empresa, dirigida actualmente por su hijo, Pedro Ferrer Noguer, si bien no se descarta la entrada de nuevos accionistas externos como minoritarios, por lo que Henkell continuaría siendo un actor importante en las negociaciones.

    Hasta el momento, la familia Ferrer ostenta un 42% del capital, la familia Bonet un 29% dividido entre los cuatro hermanos a partes iguales --Josep Lluís (actual presidente), Pere (director de Comunicación), Pilar y Eudald, y los Ferrer Hevia el otro 29% restante.