23 de octubre de 2019
14 de abril de 2016

El grupo aragonés San Valero instala el primer punto de recarga de vehículo eléctrico en el Camino de Santiago

ZARAGOZA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo aragonés San Valero ha desarrollado un proyecto europeo que ha permitido la instalación del primer punto de recarga de vehículo eléctrico en el Camino de Santiago, que se ubica en la localidad leonesa de Ponferrada.

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández, y el director general del Grupo San Valero, César Romero Tierno, presentarán en esta localidad leonesa este viernes, 15 de abril, a las 10.30 horas el primer punto de recarga para vehículo eléctrico instalado en un albergue del Camino de Santiago, en concreto en el de San Nicolás de Flüe.

Esta medida, que se está implantando en otros albergues del Camino de Santiago, en las cinco comunidades autónomas que participan en este proyecto aprobado por la Unión Europea al Grupo San Valero, pretende apoyar la movilidad eléctrica de aquellos peregrinos que de forma creciente hacen uso en el Camino de diferentes tipos de vehículos eléctricos y, en especial, para aquellas personas con problemas de movilidad reducida.

El proyecto LIFE STARS +20 pretende también con esta acción sensibilizar sobre la necesidad de adoptar medidas operativas en apoyo a la estrategia europea de lucha contra el cambio climático y ha elegido el albergue parroquial de Ponferrada en Castilla y León para implantar en él numerosas buenas prácticas y medidas de ahorro de agua y de energía que fomenten la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera desde una visión didáctica para la sensibilización de los miles de peregrinos que se alojan al año en este Albergue de una ciudad como Ponferrada, que es un hito y referencia del Camino de Santiago.

El peregrino que pernocta en el Albergue San Nicolás de Flüe puede comprobar a través de los múltiples dispositivos implantados, los importantes ahorros y la reducción de emisiones que se pueden conseguir con pequeñas medidas de fácil aplicación para fomentar la ecoeficiencia y se le ofrece adoptar como peregrino, su compromiso medioambiental con el propio Camino y con la estrategia europea de lucha contra el cambio climático, ha informado el Grupo San Valero en una nota de prensa.

PROYECTO EUROPEO

El proyecto LIFE STARS + 20 tiene también como destinatarios a establecimientos relacionados con el sector turístico del medio rural por la facilitad para transferir muchas de las medidas implantadas en los albergues a hoteles, casas rurales, establecimientos de hostelería y comercio.

El proyecto contempla la posible adhesión al proyecto de aquellos establecimientos que se distingan por la aplicación de buenas prácticas ambientales en beneficio del Camino de Santiago como una ruta cultural europea que permite potenciar comportamientos de respeto ambiental y generar dinámicas de apoyo a la lucha contra el cambio climático. Para ello el proyecto cuenta con un distintivo propio visible para aquellos establecimientos adheridos.

En esta línea, la instalación del punto de recarga para potenciar la movilidad de vehículos eléctricos se complementa también con una pantalla táctil a modo de info-point con conexión a la web del proyecto que permite al peregrino conocer las medidas ambientales, ahorros que generan, niveles de reducción de emisiones conseguidas, un listado de establecimientos adheridos al proyecto y temas de interés general sobre el medio ambiente en el Camino, así como la posibilidad de formalizar su compromiso medioambiental mediante diferentes dinámicas participativas.

El proyecto LIFE STARS +20*está teniendo un importante impacto a nivel nacional e internacional por el interés de sus resultados para transferir a otras rutas culturales europeas e itinerarios turísticos, como así lo avala la participación como socio del Ministerio de Medio Ambiente de Austria.

La participación en el proyecto de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago está siendo clave también para involucrar a los cientos de hospitaleros voluntarios comprometidos con este proyecto, con el peregrino y con el medio ambiente y permitirá extender los resultados a otros muchos albergues y otros caminos que España y en Europa conducen a Santiago.

El proyecto LIFE STARS cuenta con un presupuesto de 1.700.000 euros del que la Unión Europea a través del programa LIFE aporta una subvención del 50 por ciento, tiene una vigencia prevista hasta septiembre de 2017 y pretende demostrar la reducción de más de 5.000 toneladas de emisiones de CO2 y ahorros de energía y agua superior al 20 por ciento en las 5 acciones piloto que se desarrollan en los distintos albergues de peregrinos.