19 de mayo de 2019
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 12 de febrero de 2010

    Economía/Transportes.- El director de El Prat comparecerá hoy para dar su versión de la ocupación de pistas en 2006

    BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El director del aeropuerto de Barcelona-El Prat, Fernando Echegaray, comparecerá hoy en la Audiencia de Barcelona para tratar de esclarecer si los representantes sindicales entraron en las pistas para "desenquistar" la situación o si la duda del Instructor de la Guardia Civil a cerca del ánimo de "calmar a los trabajadores" es razonable.

    En la sesión del pasado lunes, el acusado y secretario de política institucional de la Federación de Transportes de UGT, Omar Minguillón, expuso que trató de acercarse a los trabajadores que ocupaban las pistas a petición del propio Echegaray y de la responsable de recursos humanos de Iberia, Celia Martínez, para hacerles saber que les habían enseñado una carta con la solicitud de Iberia del autohandling.

    El capitán de la Guardia Civil instructor del caso aseguró en su declaración del miércoles que pese a que Minguillón se dirigió a los trabajadores en supuesta asamblea en la mañana de los hechos, no puede decir si lo hizo para "alentar o calmar" a sus compañeros.

    La Fiscalía presentó pruebas videográficas de las cámaras de seguridad del aeropuerto donde el capitán identificó a Minguillón. Éste aparecía subido a un carro y con un megáfono se dirigía a los trabajadores "gesticulando".

    Si bien el agente no supo decir cuál era la intención del acusado --los videos no tienen audio-- sí que apuntó que tras el parlamento los presentes "salieron más crispados".

    En el siguiente video el capitán identificó de nuevo al representante sindical empujando una furgoneta para colapsar la vía de servicio interna, que transcurre bajo las terminales, e impedir el paso de vehículos.

    Los hechos sucedieron el 28 de julio de 2006 cuando trabajadores de Iberia ocuparon las pistas de despegue del aeropuerto de El Prat por miedo a perder su trabajo en la subrogación de los servicios de pistas --autohandling-- por parte de AENA.

    La Fiscalía solicita para los 27 implicados penas de entre cuatro años --para los representa sindicales-- y tres años de cárcel por delitos contra el tráfico aéreo y de desórdenes públicos, enmarcados dentro de la Ley penal y procesal de la navegación aérea.