15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 6 de julio de 2019

    Huesos de animales, armas, agua turbia y juguetes rotos, los 'productos de temporada' en el Sahel

    Huesos de animales, armas, agua turbia y juguetes rotos, los 'productos de temporada' en el Sahel
    Acción contra el Hambre expone en Madrid los 'productos de temporada' en SahelACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

    MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Acción contra el Hambre ha instalado este sábado 6 de julio en el Mercado de San Fernando de Madrid el puesto 'productos de temporada' en Sahel, tras visitar otros mercados españoles e italianos, según ha informado la ONG.

    Unos huesos de animales esparcidos; armas y munición; agua turbia y escasa en unas botellas; o juguetes abandonados, son algunos de los "productos" que los visitantes del Mercado de San Fernando encontrarán en un puesto "poco corriente".

    Con esta iniciativa, Acción contra el Hambre y la Unión Europea quieren llamar la atención sobre el hecho de que este año, entre junio y septiembre, más de diez millones de personas se quedarán sin alimentos en Sahel.

    "La estación del hambre, un fenómeno perfectamente previsible y anticipable, pone en riesgo la vida de cerca de tres millones de niños y niñas que sufren desnutrición aguda severa en la región", ha alertado la ONG.

    La iniciativa arrancó a principios de junio en la ciudad italiana de Bolonia y ha llegado a Madrid, tras su paso por Zaragoza y Valencia el pasado fin de semana, desde donde continuará su recorrido por distintos espacios de España.

    Acción contra el Hambre asegura que la región del Sahel es propensa a las crisis alimentarias, debido a la combinación de los conflictos y el cambio climático. La situación se hace "todavía más grave" en el periodo entre junio y septiembre, cuando se van agotando las reservas de la cosecha del año anterior y no llega aún la próxima.

    Además, destaca que es un "periodo crítico" en el que hay ya más de 5 millones de personas que necesitan asistencia alimentaria inmediata y que la cifra se eleva hasta más de 10 millones para los próximos meses.

    EL SAHEL, UNO DE LOS EPICENTROS DEL HAMBRE EN EL MUNDO

    En este sentido, la directora de Comunicación de la organización, Carmen Gayo, ha explicado que el Sahel es "uno de los epicentros del hambre" en el mundo, aunque esta crisis alimentaria "recibe poca atención por parte de la comunidad internacional".

    "Queremos demandar una acción urgente para salvar vidas hasta la próxima cosecha, pero también llamar la atención de gobiernos e instituciones internacionales para hallar soluciones de larga duración. Nos preocupa enormemente el impacto humanitario de la violencia en esta región, particularmente afectada además por el cambio climático", ha subrayado Gayo.

    En la misma línea, el comisario para la ayuda humanitaria y la gestión de crisis, Christos Stylianides, ha destacado que el Sahel "es una de las regiones más pobres del mundo" y sigue siendo una de las "principales prioridades" de la ayuda humanitaria de la Unión Europea.

    "Salvar vidas es nuestra prioridad. Nos preocupa también el impacto que está teniendo el conflicto en la situación humanitaria del Sahel. La Unión Europea se compromete a ayudar a las personas más necesitadas en la región", ha apuntado.

    En concreto, Stylianides ha asegurado que el compromiso de la Unión Europea es mediante la asistencia alimentaria de emergencia y un tratamiento nutricional que puede salvar la vida de los niños y niñas que sufren de desnutrición aguda.

    "El compromiso de la UE también va más allá de esta asistencia de emergencia: fortalece las capacidades de la comunidad para prepararse y reaccionar ante las recurrentes crisis de alimentación y nutrición", ha precisado.

    Entre 2018 y 2019, la Unión Europea ha aportado más de 420 millones de euros en ayuda humanitaria en el Sahel, gracias a los cuales más de 1,1 millones de personas vulnerables de la región recibieron asistencia alimentaria en 2018 durante la estación del hambre.

    La ayuda europea también ha apoyado el tratamiento de 450.000 niños y niñas menores de cinco años que sufrían desnutrición severa, el tipo de desnutrición "más grave". Además del apoyo humanitario, la UE proporciona ayuda para el desarrollo y el fortalecimiento para la resiliencia de las comunidades para así ayudarles a sobrellevar mejor las crisis alimentarias.