27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • Martes, 25 de Junio
  • 20 de marzo de 2019

    Manos Unidas abre una cuenta de emergencia para apoyar a los damnificados por el ciclón Idai

    Manos Unidas abre una cuenta de emergencia para apoyar a los damnificados por el ciclón Idai
    OXFAM

       MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

       Manos Unidas ha abierto una cuenta de emergencia para apoyar a los damnificados por el "devastador" ciclón Idai en Mozambique, Malawi y Zimbabwe, ante las peticiones de ayuda que la organización está recibiendo de los tres países más afectados.

       En Mozambique los muertos podrían superar el millar, según fuentes oficiales, y los daños, en estos momentos, son "incalculables", según la ONG. "Las lluvias no cesan de caer y con ellas aumenta el número de edificios e infraestructuras destruidos", subraya.

       En Malawi y Zimbabwe, donde Idai llegó transformado ya en tormenta, las inundaciones han causado, también, decenas de muertos y daños también "muy considerables". Las organizaciones de ayuda internacional aseguran que la tormenta es el peor desastre que ha sufrido el sureste de África en dos décadas.

       "En Manos Unidas hemos recibido con gran preocupación y tristeza las noticias provenientes de unos países en los que llevamos trabajando décadas. Malawi, Mozambique y Zimbabwe están entre las naciones más pobres del mundo y para nosotros es prioritaria la cooperación con ellos", indican desde la organización.

       Precisamente, Manos Unidas es una de las pocas ONG españolas que está presente en estos países, con proyectos de desarrollo, en los tres países afectados, según asegura la coordinadora de proyectos de Manos Unidas en África Austral, Beatriz Hernáez.

       En estos momentos, la ONG explica que está en contacto con sus socios locales, la mayoría de ellos congregaciones religiosas, que, "con grandes dificultades por los daños en las infraestructuras de comunicación", les están informando de lo "dantesco" de la situación.

       "Las edificaciones que han aguantado se han convertido en refugio de cientos de familias que han perdido todo. En las calles de la ciudad todo es un caos, no hay farolas, los árboles bloquean las calles y las tiendas y mercados están cerrados", relata Hernáez, haciéndose eco de los mensajes recibidos en estos días.

       Los proyectos de la ONG en la zona centro de Mozambique, la más afectada por el paso de Idai, han sufrido "graves destrozos" dejando "infraestructuras destruidas, huertos inundados y colegios impracticables".

       "Desde Esmabama, donde Manos Unidas lleva décadas trabajado, principalmente en proyectos de educación, sanidad, agricultura y seguridad alimentaria, nos han contado que los animales volaban por los aires y que hay zonas rurales totalmente aisladas", asegura Hernáez.

       Parece ser, según precisa, "que hasta alguna carretera ha desaparecido y ahora es un gran charco de agua en los que comparten espacio cocodrilos y personas subidas a los árboles".

       La coordinadora de proyectos de Manos Unidas en África Austral ha explicado que en cuanto se pueda hacer una primera evaluación de los daños, pondrán en marcha las acciones de emergencia que se van a destinar tanto a socorrer a la población damnificada con ayuda de primera necesidad, como a la posterior reconstrucción de lo destruido por el viento y las aguas.

       "Cualquier ayuda que nos llegue para atender a estas personas, que lo han perdido absolutamente todo, será bienvenida. Porque las pérdidas no son solo a corto plazo: sin cosechas, el año que viene estas familias tendrán graves dificultades para encontrar un sustento, en países en los que ya se dan con frecuencia emergencias alimentarias", puntualiza.

       Además, añade que con las inundaciones y el agua estancada "aparecerán, casi con total seguridad, brotes de malaria y enfermedades gastrointestinales e infecciosas, como el cólera". Los interesados en colaborar pueden hacerlo en el número de cuenta ES42 0049 6791 7420 1600 0102, citando como concepto: emergencia ciclón Idai-sureste África.

    Para leer más