13 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

Oxfam Intermón exige que las políticas de reconstrucción garanticen los derechos laborales y la protección del salario

Oxfam Intermón exige que las políticas de reconstrucción garanticen los derechos laborales y la protección del salario
La limpiadora Amalia Caballero, ejerciendo su profesión durante la pandemia del Covid - OXFAM INTERMON

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Oxfam Intermón exige que, "esta vez", la reconstrucción del país después de la crisis sanitaria del Covid19 tenga "como pilares" la protección y el refuerzo de las rentas salariales y la garantía de los derechos laborales, particularmente de las y los trabajadores esenciales durante el estado de alarma.

A su juicio, esta es la única forma de que la crisis económica no haga retroceder a España sobre los "tímidos avances" que había logrado en los últimos cuatro años en materia de desigualdad. Los cálculos de la ONG determinan que si no se tienen en cuenta estos pilares, se enviará a la pobreza "a un número estimado de 700.000 personas". Es por eso, que reclama "medidas correctivas".

La organización ha presentado un informe, bajo el nombre de 'Esenciales', en el que propone varias medidas para la recuperación del país. Estas, pasan por dar más poder de negociación a trabajadores, hacer más costosa la contratación temporal para reducir su uso, mejorar las prácticas de contratación de las administraciones públicas, reforzar la inspección laboral y reducir el impacto que la subcontratación o los falsos autónomos tienen en la reducción de costes salariales.

Además, defiende una regularización por razones extraordinarias de las personas que residen en España, y una reforma de las condiciones de arraigo de la actual Ley de Extranjería.

El estudio de Oxfam Intermon, recogido por Europa Press, determina que "la temporalidad y la parcialidad del mercado laboral" son los que determinan que "España sea un país altamente desigual". La precariedad que se registra en el país, explica la ONG, ha afectado con especial fuerza a quienes durante la pandemia se han revelado como imprescindibles para cuidar y salvar vidas.

LAS PROFESIONES DE CUIDADOS, LAS MÁS PRECARIZADAS

"Auxiliares de dependencia, profesionales sanitarios, mensajeros de plataformas, trabajadoras del hogar o cajeras de supermercado están entre los más precarizados y peor pagados", explica Liliana Marcos, coautora del informe y experta en políticas públicas y desigualdad de Oxfam Intermón. "Ellos y ellas han sido los esenciales, los que no han podido parar mientras se paraba todo lo demás. Y salen de la pandemia igual que entraron: precarios", ha añadido.

Dentro de las personas afectadas por la precariedad laboral, las subcontratadas son las más vulnerables. Según recoge el informe, la tasa de despidos entre quienes están en esta situación multiplica por seis la del conjunto de sectores: de febrero a mayo de 2020 la ocupación cayó un 5%, pero la bajada en el sector de "actividades relacionadas con el empleo", que engloba a empresas de trabajo temporal y multiservicios, cayó en un 30,9%.

Oxfam Intermón denuncia también que las profesiones del hogar y cuidados son de las más precarizadas. "Una auxiliar de geriatría tiene un sueldo base de algo menos de 1.000 euros, y una trabajadora del hogar no tiene derecho a desempleo", explica Marcos. A su juicio, "no es casualidad que se trate de empleos altamente feminizados" y, por ello, considera que "no se puede permitir" que "una de cada tres trabajadoras del hogar o de cuidados viva por debajo del umbral de la pobreza".

TESTIMONIOS

Pero, además, Oxfam Intermón recuerda que, en apenas 20 días de marzo 900.000 personas se dieron de baja en la seguridad social por la paralización de la actividad económica, con especial afectación en sectores como la construcción o la hostelería en los que el 73% de personas corresponde a grupos de cotización bajos, con mayor presencia de mujeres, jóvenes y personas de baja cualificación.

En este sentido, recuerda que en 2019, más de uno de cada tres contratos con duración determinada tenía una duración inferior a una semana, mientras que prácticamente una de cada tres personas asalariadas (28,27%) tuvo tres o más contratos. La tasa de temporalidad en España es la más alta de la UE, prácticamente el doble de la media comunitaria, y tiene especial relevancia en el sector público: las administraciones tienen una tasa de temporalidad del 27,5% frente al 24,4% del sector privado. En cuanto a la parcialidad, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima en unos 5,5 millones las personas trabajadoras infrautilizadas en España porque querrían trabajar más horas de lo que actualmente hacen.

La ONG les ha puesto cara a estas cifras recogiendo testimonios de trabajadores cuyas profesiones están marcadas por la precariedad. Así, el informe recoge el caso de Aroa, auxiliar de dependencia en una subcontrata de la administración. Esta situación, explica la protagonista, siempre va acompañada del temor a perder el trabajo y, por ello, se suelen hacer horas extra. Fernando, un mensajero que es falso autónomo, denuncia por su parte, que su sector "es absolutamente precario", porque no tiene "horario" y no saben su actividad "ni con una hora de antelación".

Mientras, Amalia, ecuatoriana y trabajadora del hogar ha denunciado las situaciones de abuso que propicia la ley de Extranjería, como el impedimento de regularizarse antes de los tres años a quienes han llegado a España sin contrato. Del mismo modo, Cristina, una joven médica interina que acaba de terminar su residencia, asegura que ha ido encadenando una treintena de contratos de suplencias.

"La reducción de la precariedad y la mejora de la igualdad de oportunidades, son vitales a la hora de reducir una desigualdad que, sin estas medidas, seguirá enquistada en nuestro país", ha concluido Marcos.

Para leer más