18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • 21 de marzo de 2018

    Cate Blanchett, Embajadora de ACNUR, alerta de la "carrera contrarreloj" para proteger a los rohingya del monzón

    Cate Blanchett, Embajadora de ACNUR, alerta de la "carrera contrarreloj" para proteger a los rohingya del monzón
    ACNUR

    MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Cate Blanchett, Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, ha alertado este miércoles 21 de marzo sobre la "carrera contrarreloj" para proteger a los refugiados rohingya del impacto del cercano monzón en Bangladesh. Las fuertes lluvias, la posibilidad de ciclones y unas condiciones climatológicas adversas amenazan con poner en riesgo a más de 100.000 refugiados rohingya que viven en asentamientos saturados en el distrito de Cox's Bazar (Bangladesh), según ha informado la ONG.

    Blanchett ha hecho un llamamiento a apoyar con urgencia la labor de y de sus socios, que trabajan junto al gobierno de Bangladesh para evitar "una crisis dentro de otra crisis".

    "Los refugiados rohingya ya han sido víctimas de violencia, de violaciones de derechos humanos y de terribles desplazamientos. Han mostrado un coraje y una resiliencia inimaginables"-- ha señalado Blanchett al finalizar su visita a los campos de Kutupalong, Nyapara y Chakmarkul, en Cox' Bazar --. Pero ahora, con el monzón en puertas, el gobierno de Bangladesh, apoyado por ACNUR y sus colaboradores, trabaja a contrarreloj para garantizar la máxima seguridad de los refugiados ante la posibilidad de que se produzcan inundaciones y corrimientos de tierra".

    La actriz ha relatado además, que la ONG está distribuyendo kits de refugio y de preparación para el monzón a las familias vulnerables, están reforzando carreteras, puentes, pasos y otras infraestructuras que corren el riesgo de ser arrastradas por el agua y están reubicando a las familias en lugares seguros donde hay espacio disponible.

    Sin embargo, ha asegurado que es "urgente" hacer más para garantizar que los refugiados estén a salvo y ha pedido a la comunidad internacional que muestre solidaridad y comparta la responsabilidad sobre esta crisis con el gobierno y el pueblo de Bangladesh,

    "El pueblo y las comunidades de acogida de Bangladesh han sido las primeras en responder a esta crisis, con el apoyo de agencias como ACNUR y sus colaboradores. Sin embargo, no puedo hacer suficiente hincapié en cuanta ayuda más es necesaria para estos refugiados apátridas en situación vulnerable, la mayoría mujeres y niños. Es la crisis de refugiados que crece con mayor rapidez del mundo, llega el monzón y es crítico que la comunidad internacional, el sector privado y las personas hagan todo lo que puedan para ayudar a los rohingya y a las comunidades que los acogen", ha recalcado.

    Desde el comienzo de la violencia en el estado de Rakhine (Myanmar), más de 671.000 refugiados han huido a Bangladesh donde el gobierno del país y sus habitantes han acogido el flujo de refugiados en su territorio.

    "Bangladesh ha salvado miles de vidas abriendo sus brazos y sus fronteras a los refugiados rohingya. Ahora es crítico que ofrezcamos un firme apoyo a Bangladesh y a los refugiados a los que servimos, para protegerlos de los vientos ciclónicos y de las intensas lluvias", ha explicado el responsable del operativo de emergencia de ACNUR en Cox's Bazaar, Kevin J. Allen.

    Por ello, la semana pasada se presentó un llamamiento inter-agencial para la situación de Bangladesh, en el que se dio a conocer que la necesidad de financiación para atender las necesidades de refugiados y comunidades de acogida hasta diciembre de 2018 es de 951 millones de dólares. En este sentido, ACNUR ha destacado que precisa de 196,3 millones de dólares para continuar su labor de asistencia y protección a los refugiados rohingya y a las comunidades que les acogen.