23 de febrero de 2019
  • Viernes, 22 de Febrero
  • 30 de enero de 2019

    Más educación para la Paz frente a un "panorama humanitario devastador"

    Más educación para la Paz frente a un "panorama humanitario devastador"
    ENTRECULTURAS

       MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

       La ONG Entreculturas ha reclamado este miércoles 30 de enero, Día Escolar de la Paz y la No Violencia, la promoción de procesos educativos que enseñen para la no violencia desde edades tempranas, en un contexto humanitario "devastador" y una conflictividad mundial "en aumento".

       Por ello, en la jornada en que se conmemora el aniversario de la muerte de Mahatma Ghandi recuerda sus palabras: "Si vamos a enseñar la verdadera paz en este mundo, y si vamos a llevar una verdadera guerra contra la guerra, vamos a tener que empezar con los niños y las niñas".

       La ONG ofrece propuestas didácticas para que centros educativos y docentes trabajen con el alumnado el poder transformador del fomento de una cultura de paz en nuestras sociedades, suscitando el compromiso personal de los más jóvenes "como parte de una ciudadanía global que defiende y promueve la justicia, la empatía y la inclusión fomentando la construcción de espacios y relaciones pacíficas".

       Esta organización recuerda que los contextos violentos dificultan el cumplimiento de los derechos humanos y atentan contra la dignidad de las personas. "Hoy más que nunca, el mundo está convulso y la conflictividad mundial va en aumento", subraya, para destacar los conflictos "enquistados" como los de Siria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Uganda, Colombia.

       También advierte de la lucha por el control de los recursos naturales, el cambio climático y el deterioro del medioambiente, la disputa por el control del poder, las cifras de personas refugiadas, desplazadas y migrantes o el número de menores sin escolarizar que "no dejan de aumentar".

       Entreculturas pone el acento en la situación que viven las personas migrantes que llegaron a Europa y siguen estancadas a mitad de camino tras el cierre de las fronteras, o a la espera de resoluciones de peticiones de asilo que no acaban de llegar.

    Contador

    Lo más leído