16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 1 de marzo de 2018

    Más de la mitad de los empresarios españoles rechazan las auditorías de brecha salarial, según Grant Thornton

    El número de mujeres directivas en España se estanca con un 27% por segundo año consecutivo

    Más de la mitad de los empresarios españoles rechazan las auditorías de brecha salarial, según Grant Thornton
    GRANT THORNTON

    MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Un 53 por ciento de empresarios españoles rechaza las auditorias sobre brecha salarial obligatorias, según el informe 'Women In Business 2018: ¿Cumplir o liderar?', elaborado por Grant Thornton, después de que el Gobierno haya planteado debatir en la Mesa de Diálogo con sindicatos y empresarios la publicación regular de las tablas de categorías salariales desglosadas por género.

    Así, aunque el objetivo inicial de la medida es igualar el salario de hombres y mujeres de las empresas, los empresarios la consideran como una norma "excesiva" que podría influir negativamente en sus políticas retributivas y de contratación.

    Frente a este porcentaje, un 40% sí las considera efectivas, aunque advierten de que su aprobación necesitaría "un amplio consenso entre Gobierno, patronal y sindicatos". "Esta medida es un primer paso, una solución ante el clima de inacción en la promoción de la diversidad de género en nuestras compañías", ha expresado la socia de la asesoría Isabel Perea durante la presentación del informe, que va por su decimocuarta edición.

    Los datos del informe se han obtenido a partir de 2.500 entrevistas realizadas entre el 1 de diciembre de 2017 hasta el 16 de febrero de 2018 a directores generales, consejeros delegados y demás altos cargos de todos los sectores industriales de 35 países. En concreto, en España se han realizado otras 400 entrevistas con el objetivo de poder realizar un análisis a nivel regional.

    8 DE CADA 10 PREFIERE QUE NO HAYA CUOTAS

    En cuanto a las cuotas obligatorias, el estudio revela que 8 de cada 10 empresarios desearían no tener que implantarlas en España. "Las cuotas son medias contundentes que no gozan de gran apoyo aquí. Pero en los países donde se han aplicado, como Noruega, Italia, Francia o Bélgica, están rozando ya la paridad", ha aseverado por su parte la socia de Grant Thornton Mar García Ramos.

    En este contexto, Perea ha recalcado que "algo que hay que hacer para asegurar el avance" y que desde la auditoria consideran que "las cuotas deberían iniciarse en las líneas más junior" y establecerse desde "la base" para que así influya en el futuro.

    Otro de los temas en los que indaga el informe es el papel de las empresas y el gobierno a la hora de aumentar el número de directivas en España. Así, un 57% desearía que el Gobierno impulsara más medidas legislativas de promoción de la mujer, algo que, para los investigadores, supone una "paradoja" puesto que "los empresarios piden al gobierno pero luego rechazan sus propuestas".

    27% DE MUJERES DIRECTIVAS EN ESPAÑA

    En el informe también se destaca que el porcentaje de directivas en las empresas españolas se sitúa en el 27% por segundo año consecutivo. La cifra se sitúa por encima de la media global (24%) y en el mismo rango que la Unión Europea (27%), según se desprende del informe.

    En este contexto, las investigadoras han señalado que por primer año consecutivo el informe ha estudiado también cual es la situación en las distintas comunidades autónomas, destacando que la Comunidad de Madrid es la que presenta un mayor porcentaje de mujeres directivas (33%), seis puntos por encima de la media. Le siguen Cataluña y la Comunidad Valenciana (26%), Andalucía (24%) y País Vasco (21%).

    "Comparativamente, parece que España no está mal, pero el estancamiento que experimentamos se debe a que las empresas no están consiguiendo avances significativos a la hora de incorporar a más directivas. Esto significa que no podrán aprovechar los beneficios de una verdadera diversidad", explica García Ramos.

    Asimismo, los datos revelan que el número de empresas que no cuentan con ninguna mujer al mando ha descendido con respecto al año pasado de un 22% a un 20% en España, siendo Andalucía la que peor situación presenta en este ámbito con un 42%, seguida de País Vasco (21%), Cataluña (20%), la Comunidad Valenciana (15%) y Madrid (10%).

    POLÍTICAS DE DIVERSIDAD

    Además, según han explicado, con el objetivo de encontrar respuesta al estancamiento, el informe ha analizado qué medidas han llevado a cabo las empresas e instituciones para "impulsar el cambio".

    En este sentido, los datos muestran que las políticas de igualdad de género son "abundantes" y que su uso se está generalizando. De este modo, el 90% de las empresas en España cuentan con políticas de igualdad salarial para hombres y mujeres; el 85% tiene establecidas modalidades de trabajo a tiempo parcial y el 83% aplica políticas de no discriminación a la hora de contratar.

    Asimismo, las medias de apoyo a los padres que trabajan también muestran una buena acogida en las compañías españolas, principalmente los horarios flexibles (82%) y los permisos de paternidad retribuidos (72%).

    En cualquier caso, han precisado que no existe "una correlación clara" entre qué políticas o cuántas políticas adoptan las empresas y el nivel de diversidad de género que alcanzan sus equipos de dirección al aplicarlas.

    Así, los empresarios encuestados aseguran que lo que les motivó a implantar políticas de igualdad en sus empresas fue atraer y mantener profesionales (36%), por cumplir con sus valores corporativos (22%), mejorar el rendimiento de la compañía (18%) y cumplir con la legislación (15%).

    EL 66% DE EMPRESARIOS NO VE BARRERAS DE GÉNERO

    En cuanto a la percepción de los empresarios con las barreras a la hora de implantar medidas de equilibrio de género en sus plantillas, el 66% asegura que son "inexistentes", y que si las hay, son principalmente el coste que conlleva implementarlas.

    "Es curioso que un 66% de empresas españolas aseguren que no existen barreras para impulsar el equilibrio de género en sus plantillas. Esta confianza puede deberse a una posible falta de sensibilidad entre los altos directivos que no se han enfrentado a las dificultades reales que experimenta una mujer en el desarrollo de su carrera directiva", ha indicado Perea.

    En esta línea ha aseverado que el ascenso de las mujeres en la jerarquía de las empresas "no es del todo clara a veces" y que hay "numerosas barreras invisibles".

    RECOMENDACIONES

    Por todo ello, Perea y García Ramos han destacado que para poder conseguir avances "de verdad" es necesario que los responsables empresariales españoles "lideren la causa" y creen culturas inclusivas en las que "se escuchen un amplio abanico de opiniones diferentes".

    En este contexto, han matizado que es importante que se "reduzca la contratación o ascenso de profesionales con perfiles similares". "Hay tendencia a sentirse a gusto con personas que piensan como tú, pero es necesario ser disruptivo con eso para fomentar la inclusión de perfiles distintos que respondan a las demandas de la sociedad diversa actual", ha explicado Perea.

    Asimismo, recomiendan introducir medidas de 'sponsorhip' que, según han explicado. se trata de un proceso "similar al de mentor" pero en el que la persona "encargada de dar la formación" hace una apuesta personal y defiende la candidatura de las personas en cuestión.

    "Nuestros directivos son los únicos que pueden presionar para conseguir mayores avances, no sólo limitándose a cumplir, sino liderando la diversidad de España", ha concluido.

    Para leer más