24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 12 de diciembre de 2019

    Precariedad laboral y coste de crianza, causas de la caída de la natalidad en España, según Save the Children

    ONG que trabajan en defensa de los derechos y bienestar de las familias han calificado de "nefastos" los datos

    Precariedad laboral y coste de crianza, causas de la caída de la natalidad en España, según Save the Children
    Maternidad, paternidad, nacimiento - MINISTERIO DE TRABAJO - ARCHIVO

    MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Save the Children atribuye a la precariedad laboral y a los costes de la vivienda y de la crianza como los principales frenos para la natalidad en España, y recuerda que el coste mínimo para poder criar a un niño o niña en condiciones dignas oscila entre los 480 y 590 euros al mes, una cifra que puede crecer hasta los 588 euros mensuales si tienen entre 13 y 17 años.

    La directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo, avisa de que "cuando el salario mínimo en España es de 900 euros y el salario más común está entorno a los 1.400 euros al mes, tener hijos aumenta el riesgo de sufrir pobreza".

    "Nos enfrentamos a un escenario hostil para las familias que desean tener hijos, ya que la situación económica no les acompaña y se ven obligados a retrasar la edad de tener hijos hasta tener más estabilidad laboral", añade.

    Por otro lado, Save the Children destaca que cerca de un 9% de los hogares sin niños destina más del 40% de su salario a la vivienda. En el caso de los hogares con hijos este porcentaje es del 11% y en el caso de los hogares con niños en riesgo de pobreza sube hasta el 36%.

    "No solo debemos preocuparnos por la baja natalidad sino por la calidad de vida de los niños y niñas que viven actualmente en España, especialmente de las condiciones de los más de dos millones de niños y niñas que viven en pobreza y el millón que sufre pobreza severa", denuncia Perazzo.

    La ONG pide que, "en cuanto haya un Gobierno estable, se lleven a cabo políticas que apoyen a las familias" como el aumento progresivo de la prestación por hijo a cargo hasta alcanzar los 100 euros mensuales, la gratuidad de la educación de 0 a 3 años para las familias más vulnerables o el aumento de los permisos de maternidad y paternidad.

    "Las familias se enfrentan con muy poco apoyo a la crianza de sus hijos e hijas. El reto demográfico es responsabilidad de todos, por lo que también el Estado debería apoyar a las familias, especialmente a las más vulnerables", concluye Perazzo.

    Otras ONG que trabajan en defensa de los derechos y bienestar de las familias califican de "nefastos" los datos del INE que reflejan la tendencia a la baja del número de nacimientos en España en la primera mitad de 2019. Asimismo, reclaman políticas públicas que ayuden a las familias y mayor inversión en esta materia y para fomentar la natalidad.

    En declaraciones a Europa Press, la directora de la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF), Amaia Echevarría, achaca la caída a "las dificultades" que tienen los ciudadanos para "tener descendencia y un proyecto de familia" debido a "las condiciones de vida actuales, la precariedad laboral y la falta de medidas para la conciliación".

    Respecto a la falta de medidas de conciliación para hacer posible la vida familiar, afirma que las familias tienen "problemas" para poder dedicar todo el tiempo que les gustaría a sus familias. En este sentido, remarca que aparte de emplazar a los hombres a la corresponsabilidad, conseguirla "también es responsabilidad de la Administración pública".

    Desde UNAF demandan "más apoyo" a las familias, así como prestaciones económicas y por hijo a cargo, y un impulso a la universalización de la educación entre los 0 y 3 años. Además, reclaman que todas las políticas familiares estén enfocadas a todos los tipos de familias".

    Aunque para Echevarría en esta materia se han producido "avances" recientemente --en referencia a la extensión de los permisos de paternidad--, considera que "se está avanzando despacio". "Hace falta mayor compromisos", sentencia.

    "TORMENTA PERFECTA"

    Por su parte, el director general del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, ve "nefastos" estos datos que, sumados "al terrorífico dato del número de abortos" recientemente publicado --95.917 en 2018-- y "al descenso del número de matrimonios", sumergen a la sociedad española "en una tormenta perfecta" de la que será "difícil" que España se recupere.

    Al respecto, avisa de que en esta situación un país "no puede sostenerse" y puntualiza que, si lo hace, "será a un alto coste social". Según apunta a Europa Press, "no sirve de nada hablar de despoblación si no se quieren aparcar las ideologías y afrontar el problema de manera integral".

    De este modo, reclama "recuperar una mirada positiva" sobre la figura de la maternidad, así como reforzar "el matrimonio como lugar ecológico natural para el nacimiento y crianza de los hijos, animando a luchar por él en tiempo de dificultad y no a salir cada uno por su lado enseguida".

    Foro de la Familia también ve "fundamental atajar el aborto", así como "hacer pedagogía sobre lo que supone realmente" y "evitar que se siga utilizando como un sistema anticonceptivo más, como se está vendiendo". Según reivindica, hay que mostrar "la realidad que hay detrás" de un aborto, que a su juicio es "un fracaso que supone el fin de una vida y graves secuelas físicas y psicológicas para la madre".

    Según el experto en demografía y catedrático de Sociología en la Universidad de A Coruña, Antonio Izquierdo, la "cultura de la temporalidad" laboral y la "fragilidad" de las políticas de conciliación inciden en la baja natalidad en España.

    En declaraciones a Europa Press, Izquierdo atribuye a la situación económica del país el descenso de nacimientos registrado en España en la primera mitad de este año. "No es algo distinto a la tendencia que seguimos desde hace muchos años, y que es generalizada en la Unión Europea, donde hace muchísimas décadas que el crecimiento de población no es por saldo vegetativo sino por saldo migratorio", explica Izquierdo, aunque subraya que la fecundidad en países del sur de Europa como España es todavía más baja, "situada por debajo de la tasa de reemplazo".

    "La economía es la que condiciona la demografía, y no al revés", sentencia el catedrático de Sociología, y señala el hecho de que los países del norte de Europea tengan una media de "medio hijo más que nosotros" como muestra de la incidencia del mercado de trabajo en la decisión de tener hijos.

    "Sus mercados de trabajo son muy dinámicos: pierdes el empleo y en pocas semana encuentras otro", afirma este experto, frente al mercado laboral "con mucho desempleo, de trabajos laborales o de tiempo parcial de forma involuntaria" de España.

    "Basta con salarios dignos y seguridad laboral para que aumente la fecundidad", asegura Izquierdo, que señala también las "políticas frágiles de conciliación" como un lastre para la natalidad del país. También la falta de implantación de políticas de igualdad dentro de las empresas.

    Para leer más