3 de junio de 2020
4 de abril de 2020

Españoles en el exterior: cómo afrontar la pandemia del coronavirus estando lejos de casa

Españoles en el exterior: cómo afrontar la pandemia del coronavirus estando lejos de casa
Vista desde el avión - EUROPA PRESS - ARCHIVO

   El coronavirus en España y en el mundo, en directo 

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Susana es una de las millones de personas que están pasando la crisis del COVID-19 fuera de su país y de su hogar. Estar lejos de casa, según psicólogos especializados en duelo migratorio, hace "sumamente difícil de enfrentar" esta situación excepcional, por lo que recomiendan mantener una comunicación fluida con familiares y amigos para sentirse "más unidos frente a la adversidad", entre otras cosas.

   La joven, de 29 años, es española pero reside en Estados Unidos, concretamente en Los Ángeles (California), uno de los primeros estados en ordenar el confinamiento para evitar la propagación. Tras una larga temporada en Nueva York, ahora vive en la ciudad californiana, donde trabaja como bailarina profesional en Modelland, un nuevo parque temático en Santa Monica.

   "Mejor dicho; trabajaba", puntualiza en declaraciones a Europa Press. El pasado 18 de marzo, le comunicaron su despido, junto al de todo el equipo artístico, debido a las circunstancias causadas por el coronavirus. "Nos desearon lo mejor, suerte en el futuro y nos aconsejaron rellenar los papeles del 'unemployment' (desempleo) lo antes posible", agrega.

   Ella, al igual que mucha gente, no tiene la opción de teletrabajar y, según confiesa, está "cruzando los dedos por tener algún tipo de apoyo económico" por parte del Gobierno y por "no caer enferma". "No hay otra salida que esperar a que la situación mejore, que las tiendas, restaurantes, teatros vuelvan a abrir y nuestra vida vuelva a ser la misma", sostiene.

    En medio de la incertidumbre, barajó la posibilidad de volver a España, pero finalmente lo descartó. "Sin duda no es el mejor momento para viajar, las aerolíneas han cancelado muchos vuelos, los pocos que hay son muy caros y con interminables escalas", argumenta la joven española.

   Su familia y la mayoría de sus amigos están en Madrid, la ciudad de España que acumula el mayor número de contagios por el virus. Antes de marcharse a Estados Unidos, residía en el distrito de Hortaleza, donde se ubica el centro comercial Palacio de Hielo que ahora está siendo usado como morgue por la cantidad de fallecidos. Según señala, su casa también está cerca de Ifema, ahora reconvertido en hospital por esta crisis sanitaria. "Es aterrador el ver que nadie sabe cómo pararlo o afrontar la situación", lamenta.

"SUMAMENTE DIFÍCIL DE ENFRENTAR" ESTANDO LEJOS DE CASA

   Vivir esta crisis sanitaria desde lejos de casa es "sumamente difícil de enfrentar desde el punto de vista psicológico". Así lo aseguran los psicólogos expertos en duelo migratorio, Celia Arroyo e Ismael Cerón, quienes destacan principalmente el problema de "la incertidumbre" porque genera "miedo y sensación de indefensión"; y la limitación del contacto físico y social.

   Así, publicaron en la web de 'Volvemos.org' --un proyecto que ayuda a españoles emigrados a retornar a España-- una serie de recomendaciones para aquellos que, como Susana, están viviendo esta crisis sanitaria desde lejos de casa. Según el INE, en la actualidad hay 2,7 españoles residentes en el extranjero, a los que se suman otros 65.000 que sin ser residentes están registrados en consulados o embajadas de España en todo el mundo.

   En esta emergencia sanitaria, el hecho de estar en el extranjero tiene "complicaciones añadidas", como el miedo a enfermar lejos de casa o a que familiares enfermen sin estar presentes. Según los psicólogos, esto genera una "intensa sensación de preocupación, angustia e impotencia".

   "Las imágenes y noticias que llegan desde España aumentan su sensación de lejanía y aislamiento y el deseo de reunirse con la familia para aliviar la angustia, para estar en contacto, para abrazar y besar a los suyos", explican los psicólogos, que insisten en que ese contacto actualmente tampoco es posible estando cerca.

   Los expertos avisan de que si además se tienen familiares que son 'de riesgo' ante el Covid-19, "pueden aparecer sentimientos de culpa por vivir en el extranjero y no estar cerca de ellos, lo que haría todavía más difícil de llevar esta situación". "No dejes que los pensamientos intrusivos de culpa inunden tu día a día, recuerda que tú no tienes la culpa de la pandemia", dicen, animando así a los emigrantes españoles.

VIDEOCONFERENCIAS Y APOYO EMOCIONAL: TAMBIÉN SE ES ÚTIL ESTANDO LEJOS

   En este contexto, ofrecen consejos a aquellos que están en el exterior para que sobrelleven mejor sus miedos ante la excepcional situación. Entre otras cosas, recomiendan hacer videoconferencias regulares con seres queridos en España porque así se "sentirán más unidos frente a la adversidad". Para los psicólogos, en general es clave mantener "una comunicación fluida" con familia y amigos, a quienes se puede expresar "preocupaciones".

   También animan a los emigrantes españoles a que proporcionen "apoyo emocional" a todos sus seres queridos. "No creas que no eres útil por estar lejos, tu aliento es fundamental en estos momentos", destacan, al tiempo que abogan también por la implicación en actividades solidarias para luchar contra el virus porque "devuelven el sentimiento de unidad".

   Otro de los consejos que dan a los españoles que están fuera es que compartan sus inquietudes con una red de españoles en el extranjero porque "serán el mejor paraguas para sobrellevar esta tormenta". Por ejemplo, Susana confiesa que es parte de un grupo de Facebook formado por españoles que se dan apoyo entre ellos, y también sabe que la Embajada en Los Ángeles ha habilitado una línea telefónica de emergencia a la que llamar en caso de urgencia.

   "Se me ponen los pelos de punta al ver fotos de las calles de Madrid vacías y los videos de los madrileños aplaudiendo al personal sanitario. Madrid es fuerte y España saldrá de esta al igual que el resto del mundo", remarca Susana a Europa Press.

   Ella es optimista y espera que cuando todo vuelva a la normalidad la gente aprenda a valorar esas "cosas tan sencillas pero tan importantes", como la posibilidad de salir a pasear libremente o de sentir el calor y el afecto de la familia cerca. "Lo que está ocurriendo servirá para hacernos más fuertes en el futuro pero sin duda estamos aprendiendo la lección de la peor forma", concluye.

Para leer más