14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • 31 de enero de 2018

    Helena Maleno declara ante el juzgado marroquí, que debe decidir si archiva el caso o lo envía a juicio

    Helena Maleno declara ante el juzgado marroquí, que debe decidir si archiva el caso o lo envía a juicio
    HELENA MALENO TWITTER

    MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La activista española Helena Maleno ha declarado este miércoles por segunda vez ante el juzgado de instrucción marroquí que, completado el interrogatorio y recogida la documentación aportada por la defensa, deberá ahora decidir si archiva el caso o si por el contrario, decide acusarla en firme de algún delito y enviarlo a juicio.

    Maleno, residente en Tánger desde hace una década, está siendo investigada en Marruecos por sus llamadas a Salvamento Marítimo de España para avisar de pateras en el mar, por si pudiera constituir un delito de tráfico de seres humanos.

    El interrogatorio de este miércoles tiene lugar después de la primera toma de declaración, que se celebró el pasado 11 de enero, cuando tras responder a las preguntas del instructor se fijó una nueva comparecencia para que éste tuviera margen de estudiar la documentación aportada por la defensa.

    Según el entorno de la activista, consultado por Europa Press, la declaración, que se retrasó respecto del horario previsto en espera de la concurrencia de un intérprete, "ha sido duro pero ha ido bien" y ya solo queda esperar a la resolución del juez, sin que la defensa sepa en qué plazo podría ésta producirse.

    La instrucción comenzó a raíz de una información proporcionada por la Policía Nacional a su homóloga alauí sobre esta sospecha. Al no encontrar indicios de delito, las fuerzas marroquíes instaron al Tribunal de Apelación de Tánger a solicitar a España la documentación en que se basaban esas sospechas, tal y como informan las ONG que vienen apoyando a la española.

    Mediante comisión rogatoria, se remitieron entonces a Marruecos una serie de informes de la UCRIF en los que se exponía la posibilidad de que Maleno, activista de la ONG Ca-Minando Fronteras por los derechos de los migrantes, estuviera favoreciendo la inmigración irregular.

    Ese fue el mismo informe que analizó la Fiscalía de la Audiencia Nacional en España antes de decidir, en abril de 2017, el archivo de las actuaciones por no hallar indicios delictivos.

    De hecho, las organizaciones sociales de la Iglesia católica, Oxfam Intermón y la Coordinadora de ONG de Desarrollo han venido recogiendo firmas estos días para pedir a los ministerios de Exteriores e Interior que remitan a Marruecos la información acreditativa de que la justicia desistió en aquella causa. Piden además al Gobierno que se posicione en defensa de Maleno.

    En paralelo, Unidos Podemos ha pedido la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, para que explique en el Congreso qué está haciendo por proteger a activistas y cooperantes se ven perseguidos en los países donde desarrollan su labor.

    Mientras, los eurodiputados de Izquierda Unida y Podemos han solicitado la comparecencia de la vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisionada de la UE para asuntos exteriores, Federica Mogherini, a fin de que explique "su silencio" en torno a este caso.