13 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

Jesuitas piden que sea excepcional el internamiento en CIE, por los que han pasado casi 100.000 migrantes en 10 años

"Podemos vivir sin ellos", asegura el Servicio Jesuita de Migrantes tras vaciarse estas instalaciones durante el Estado de Alarma

Jesuitas piden que sea excepcional el internamiento en CIE, por los que han pasado casi 100.000 migrantes en 10 años
El Servicio Jesuita a Migrantes presenta el informe 'Diez años mirando a otro lado' - SJM

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha pedido a las administraciones competentes que los internamientos de extranjeros en CIE se produzcan solo en casos excepcionales, aunque apuestas por el cierre definitivo de estos centros. "Podemos vivir sin ellos", han explicado, poniendo como ejemplo este periodo de crisis sanitaria del Covid19, en el que han sido cerrados y "España no se ha derrumbado".

Expertos en esta materia de SJM han presentado este lunes su informe 'Diez años mirando a otro lado', que conmemora la publicación de su décimo estudios sobre la situación de la política migratoria en el país.
SJM destaca que han sido 95.659 las personas extranjeras ingresadas en dichos centros en la última década. Esta cifra, según apunta el informe, ha ido cayendo desde los más de 17.000 que pasaban por los CIE en 2009, hasta las 6.400 del año pasado.

El título del estudio, según han explicado en rueda de prensa, viene a denunciar que la clase política no ha cambiado nada en los últimos años y que en los documentos presentados desde 2009, hay problemas que se siguen repitiendo sin que haya solución para ellos.

"Es una realidad cruel e injusta", ha declarado la coordinadora de la organización, María del Carmen de la Fuente, durante su intervención. A su juicio, en esta década se ha hablado mucho de la situación de los CIE, ya sea a través de ONG, de informes del Defensor del Pueblo, o de otras instituciones. A su juicio, son centros "disfuncionales, alejados de ofrecer una vida digna" para las personas que allí internan y que no cumple "con los derechos humanos" en muchas ocasiones y le preocupa que "la clase política, Interior, la fiscalía o la judicatura, miren para otro lado.

El director de la Asociación Claver-SJM, Josep Buades, ha señalado que el último informe que han realizado "cuenta con muy pocos datos estadísticos", incumpliendo así "con su deber legal de transparencia". Según ha explicado, los datos obtenidos son fragmentarios, y en
ocasiones no están bien identificados y las cifras obtenidas son discordantes. Así, la información con la que cuentan es que "el año pasado fueron internadas 6.473 personas, un 18% menos que en 2018" y, de ellas, casi el 60% habrían sido finalmente repatriadas forzosamente desde CIE.

FALTA DE TRANSPARENCIA

Pero Buades, que es también redactor principal del informe, muestra sus reticencias a estos números, puesto que, según ha explicado las cifras sobre solicitudes de asilo no cuadran: el informe maneja la cifra de 2.164, publicada por el Ministerio (un 10% respecto de 2018 y un máximo histórico), pero en una respuesta parlamentaria remitida al diputado de EH Bildui Jon Iñarritu, el Gobierno contabiliza 1.684.

El experto denuncia la "deplorable la falta de transparencia" del Ejecutivo en esta materia "poniendo como excusa" la situación de crisis sanitaria vivida en los últimos meses. Según ha indicado, la organización "seguirá pidiendo datos estadísticos" sobre esta materia "a través del portal de transparencia" y aspira ha poder publicar "aunque sea online" el informe con las cifras solicitadas.

También han denunciado la actitud de Interior a la hora de gestionar los CIE. El coordinador del área CIE de SJM, Iván Lendrino, ha recordado cómo el año pasado repasaron los programas electorales de los principales partidos para determinar su posición sobre estos centros y encontraron tres "grandes discursos" que, según ha indicado, "están vigentes aún en sede parlamentaria": Los CIE son aceptables y deseables para el control de las migraciones porque tienen una función disuasoria; los CIE se aceptan como males necesarios; se pide el cierre de los CIE con una política migratoria más flexible.

"Ninguna de las tres llega a ninguna parte", ha declarado Lendrino, quien indica que, en la práctica, "los gobiernos no tienen apenas diferencias" en sus políticas sobre este tema. Así, ha animado a escuchar los discursos del exministro del Interior del PP, Juan Ignacio Zoido, y del actual responsable de este departamento, el socialista Fernando Grande-Marlaska. En su opinión, los discursos "son idénticos excepto por pequeños matices". "En Interior mantienen la política migratoria constante, gobierne quien gobierne", ha lamentado, para indicar que, además, es una "política que mira hacia otra parte".

VULNERACIÓN DE DERECHOS

A juicio de la organización, el Ejecutivo actual debería aprovechar que los CIE se han vaciado por la crisis del Covid para pensar en su cierre. Lendrino apunta que en estos meses se ha demostrado que "España no se ha derrumbado" y "puede vivir sin CIE". Así, SJM apuesta por que los internamientos de migrantes en estos centros sean solo en casos excepcionales y por reforzar la formación de los jueces en esta materia.

Esta falta de compromiso en el tema, explica el informe del SJM, implica una mayor violación de derechos. En este sentido, el documento recoge la falta de protocolos fijos para trasladar a migrantes a CATE o CIE, detenciones a personas que habían pedido cita para renovar su permiso de residencia, falta de intérpretes en los servicios médicos de los centros o violencia policial diferida o desproporcionada. Eso, sin contar con las "instalaciones deficientes", la "ausencia de espacios", o de "servicios sociales y jurídicos". "Pedimos a la Administración que mire de frente a una realidad aplastante y tome medidas", ha declarado Lendrino.

En este sentido, rechazan también el nuevo centro que se está construyendo en Algeciras y que, aunque define mejor los módulos para un mejor cumplimiento de los derechos de los internos, permite acoger a 500 extranjeros, frente a los 30 o 40 que se internan en los demás CIE españoles. A su juicio, tal cantidad de personas obligará a un trato menos humanizado por parte de sus responsables y autoridades e implicará una "mayor carga de agresividad".

Desde SJM insisten en que los CIE son una inversión para el Estado que podría dedicarse a "salvar vidas" y apuntan que no tienen ningún efecto disuasorio en los migrantes, como algunos partidos indican. De hecho, ha explicado la abogada y coautora del informe, Ana Bosch, una de las frases que más escuchan a los internos a los que acompañan es que lo volverían a intentar.

"Sigue habiendo entradas irregulares y nadie ha echado de menos a los CIE", ha apuntado, para indicar que los programas de ayuda humanitaria y de primera acogida y recepción, son "la respuesta más lógica" a la migración "y no el internamiento". "La hospitalidad de la sociedad civil es enorme y silenciosa", ha puntado Buades, para señalar que sin necesarias "nuevas políticas para los nuevos tiempos".

Para leer más